jueves, octubre 26, 2006

Mi recompensa

No fue ni el suicidio homeopático, ni las risas que provocaron el video de los Yellow Bamboo. Tampoco fueron ni la difusa atención y aplausos educados de mocosos de sexto de primaria y de los de un grupo de preparatorianos. No fue platicarles de Randi y de cómo desbancó a Uri Geller. Y mucho menos fue la tacita que me regalon los de la Facultad de Ciencias de la UAEM.

Lo que me hizo el día, al final de la Gran Cacareada Semana Nacional de Ciencia y Tecnología del País Bananero En El Que Vivimos, fue el volante del taxi que nos sacó a Guillermo y a mí de la escuela a la que fuimos a dar algunas charlas de divulgación.



Ese taxista si es batfan y no mamar.

pd. Gracias Guillermo por la foto.

martes, octubre 24, 2006

¿Quién pidió fotos?



Acá las fotos de la manufactura del crop-circle (gracias, Caro) que veníamos planeando en Cafe Conciencia desde hace algunas semanas.

Ahora nomás falta que alguien con un ultraligero, avioneta, globo o grúa ya de perdida, se apiade de nosotros y tome una foto aérea.

Las coordenadas son estas.

18°53'12.10"N
99°14'37.93"W.

pd1. Desde aquí un enorme agradecimiento a Caro, a Guillermo y a Susana por apoyar con estusiasmo efectivo desde el principio la idea. También agradezco a Erick, a Luis y al carnal de Susana por echarnos la mano aplastando milpa y por sus sugerencias para mejorar la logística. A Lluvia por hacernos entrevistas y ser nuestro trampolín a la fama televisiva estatal. A Sergio, a Malena y a sus chamacos por prestarnos el campo y alimentarnos. Y a Edgardo por sus consejos para evitar que se nos treparan alacranes por el pantalón con lo que inauguramos una nueva moda y a Victor por aparecer.

pd2. Me divertí. Mucho.

pd3. Este es sólo el principio,

pd4. En las próximas horas postearé la crónica en el blog de Café Conciencia. Estén atentos.

Actualización: La versión de la hechura del crop-circle ya está lista.

lunes, octubre 23, 2006

Guión

(Actualización 07/01/2011 Para que vean que discutir con homeópatas no es completamente inútil: en una discusión reciente que tuve con uno me hizo ver que lo que había escrito de que en una dilución de 12C no hay ni una molécula de sustancia original está en un error. En una dilución de 12C hay un 60% de chance que haya UNA molécula de sustancia original. Lo que tampoco hace que sea eficaz un brebaje homeopático, pero que sí hay que tomar en cuenta si están haciendo un examen de química).


En esta Semana Nacional de Ciencia y Tecnología me apunté a dar un par de pláticas a gente de prepa como integrante de Café Conciencia.

Este es el guión de lo que voy a soltar. Según mi cronómetro duro 20 minutos parloteando.



Buen día a todos. Gracias por venir.


Cuando nos enteramos que habían invitado a integrantes del Café Conciencia a participar en una conferencia me emocioné. Me dije que por fin voy a estar del otro lado del micrófono para realizar lo que siempre he anhelado: suicidarme frente a un montón de gente.


Esto que traigo en la mano es un somnífero homeopático. Hago enfásis en lo de homeopático. De acuerdo a sus instrucciones se debe tomar de 5 a 10 gotas diluidas en un poco de agua para que haga efecto. Aquí lo que haré será zamparme el contenido completo del frasco.


Gulp. Puaj!


No lo hagan en su casa amiguitos. Y mucho menos si no tienen edad para tomar alcohol.


Mientras deciden si deben llevarme a rastras a un hospital o a un manicomio les explicaré de qué va mi participación en Café Conciencia.


Soy un escéptico. Es decir, alguien que en los aspectos cotidianos de su vida aplica el pensamiento crítico y científico para distinguir lo qué es cierto de lo que no. La razón por la que considero ello importante es por la cantidad de charlatanes, y estafadores con autoproclamados superpoderes, o vendedores de explicaciones pararnormales o muy equicovadas de algún aspecto del universo. Incluso en muchos ámbitos de la vida cotidiana.


Considero, también importante , la divulgación de la ciencia y del escepticismo. Sobre todo en una sociedad en la que la toma de decisiones, racional e informada, no es una materia que se enseñe en la escuela a niveles básicos y medios, en los que uno obtiene muchas de las habilidades principales para andar por la vida.


Con ello en mente, en Café Conciencia nos hemos dado a la tarea, además de divulgar, de desbancar -siguiendo a veces los pasos de personas que ya lo han hecho antes- algunos mitos o creencias que nos parecen desvergonzadamente difundidas.


Uno de ellos por ejemplo se refiere a las famosas señales extraterrestres a las que le gustan recurrir tanto a Maussan y a otros autoproclamados investigadores de fenómenos ovnis.


Como estos.


[Fotos de cropcircles.org]


Inspirados por ellos, nos reunimos ayer en un campo de maíz que muy amablemente nos prestói un ejidatario de Chipitlan, en donde nos dimos a las tarea de ralizar el logo de Cafe Conciencia.


[logo CC]


Después de algunos atorones en la logística de medición (que consistieron en descubrir que no podíamos tender un hilo para medir el radio de un círculo entre tanta milpa y yerba) al cabo de pocas horas conseguimos abrir varias brechas en el campo siguiendo el diseño nuestro logo.


[fotos de nuestra aventura]


En este momento, lo único que resta es obtener una fotografía aérea del campo para ver qué tal quedó. Pero de acuerdo a nuestros cálculos creemos que quedó bastante parecido al logo en el que nos basamos.


La tarea de aplastar algunos centenares de metros cuadrados de milpa siguiendo un diseño preestablecido sólo requiere de herramientas muy básicas. Un flexómetro, una tabla de madera a la que le adaptamos una agarradera con una cuerda y algo de geometría muy básica. Y esfuerzo físico.


Considerando esa lista de requerimientos que acabo de mencionar, son para morirse de risa los argumentos que Maussan y compañía alegan para afirmar que dichos círculos -o crop circles como les dicen en inglés- son de origen o bien extraterrestre o bien supernatural.


Yo lo que creo que ocurre es que Maussan es tonto y no puede hacer un círculo decente ni con ayuda de un compás. Lo malo es que cree que el resto de los que lo escuchan y ven por tele también lo es. Y eso es falso.


Tan falso como una moneda de 3 pesos. Lo mismo que muchas afirmaciones que se hacen en otros ámbitos. Como la medicina.


Lo que nos trae de vuelta a lo de mi suicidio.


Ahora bien, a estas alturas de la exposición, si hubiera tomado un somnífero eficaz seguramente ya estaría yo debajo de la mesa. Pero como tomé un somnífero homeopático sigo vivo.


La razón por la que ello ocurre es la siguiente.


La homeopatía no funciona.


Uno de los pilares de la homeopatía consiste en la siguiente afirmación. Mientras más se diluyan los componentes de una medicina esta última será más potente.


De hecho si revisan una medicina homeopática, como con la que estoy pretendiendo suicidarme, encontrarán algo como siguiente.


[Foto de caja de somnífero homeopático]

A diferencia de la tabla de ingredientes que pueden hallar en una medicina que no es homeopática y que consiste en una lista de cada uno de sus componentes con la correspondiente cantidad que hay en un frasco, en un medicamento homeopático encontrarán que la lista de ingredientes no trae una cantidad sino un número y una letra. En este caso una X. En otros medicamentos verán una C o una D.



¿Qué significa eso? Pues significa que alguien tomo una gota de la sustancia descrita y la agregó en un frasco que contiene 100 gotas de un diluyente, en este caso alcohol, y agitó la mezcla hasta cansarse. Luego saca una gota de esa mezcla y la vuelve a echar en otro frasco con alcohol, agitando la mezcla resultante. Así hasta completar el número de veces descrito en la lista de ingredientes. Algunos medicamentos homeopáticos consisten en 30 de esas diluciones.


Lo que se critica mucho a la homeopatía es que de acuerdo a lo que sabemos de química, para la ocasión en que se llegó a la 12ava dilución ya no queda ni una sóla molécula de la sustancia original [esto es un error, ver la actualización de 07/01/2011 al inicio del post]. ¿Así que cómo es posible que cure a alguien?


Los proponentes de la homeopatía recurren a alegatos muchas veces tan pseudocientíficos como la propia homeopatía. Unos dicen que el diluyente con el que se preparó el menjurge homeopático tiene una especie de memoria que le permite adquirir mágicamente las propiedades, aumentadas por cada dilución. Hay quien llega a recurrir incluso a pseudoexperimentos como los que hace un fulano denominado dr Emoto -que no es más dr que ustedes o yo, gente- que consisten en ponerle música a vasitos de agua y luego fotografiar los cristales del agua cacareando que esta responde a estímulos externos tan sutiles e indirectos como la música.


En cambio los críticos de la homeopatía afirman que su éxito se debe al efecto placebo. Un efecto consistente, en el hecho de que creer que estás tomando algo que te va a aliviar a menudo hace que te mejores. Ello no es un efecto ni supernatural ni paranormal y dice mucho de la manera en la que las personas interactuan con terapias y medicinas.


[Página conteniendo abstract del metaestudio de Lancet]

En agosto de 2005, por ejemplo, la revista médica The Lancet público un metaestudio, es decir un estudio de varios estudios en el que establecía que en todas las pruebas que se han hecho a la medicina homeopática, cuando no han sido sesgadas por los experimentadores, se concluye que sus beneficios clínicos no superan el efecto placebo. Es decir, equivale a tomar pura agua destilada o alcohol.



Y precisamente por ello en medicina se usan protocolos de prueba muy estrictos, como el protocolo de doble ciego, para determinar si un medicamento funciona realmente o sólo parece que funciona.


Y ahora que tocamos el tema de los protocolos de prueba les voy a hablar de una de las personas escépticas que más tiempo ha estado en este asunto de realizar protocolos de prueba para desenmascarar charlatanes. James Randi.


[Foto de James Randi]


Actualmente James Randi, dirige la Fundación Educativa James Randi que es una organización que entre otras cosas mantiene un reto a todos los que alegan tener una habilidad supernatural o paranormal que consiste en darle un millón de dólares a aquél, que bajo condiciones controladas mutuamente acordadas, logre demostrar que su habilidad ni es un truco ni producto del autoengaño.


Varios lo han intentado. Todos han fracasado.


A manera de ejemplo traigo el video de unos autoproclamados artistas marciales que afirman poder detener golpes y ataques mediante la aplicación del ki -una energía vital paranormal que alegan dominar-. Quien sea fan de ánime como Dragon Ball estará familiarizado con el concepto.


[Video de Yellow Bamboo siendo tacleados]


Bien. Antes de caer muerto por los poderes supernaturales de la homeopatía le cedo la palabra a Guillermo.

jueves, octubre 19, 2006

Agradezco a Wayman Mitchell los favores recibidos

Mi lista de tareas a veces me abruma. Es en esas ocasiones en las que pasa por mi cabeza la idea de cerrar el blog, mandar esto de la divulgación del escepticismo al carajo y dedicarla sólo a mi círculo inmediato.

Pero cada vez que ocurre eso, puedo contar con encontrarme a algún charlatán que se aprovecha de la desesperación y que me indigna lo suficiente para continuar blogueando.

Como este.




Hijo de la chingada.

domingo, octubre 15, 2006

Preparativos

Sábado

8:30 – 10:00 Transladé mi trasero y mis sesos a Cuernavaca. Entre otras cosas debía comprobar números que se requerían para tomar decisiones así que hubo que desempolvar mi geometría y trigonometría que no usaba desde prepa. Llegué a Cuernavaca con una sonrisota de idiota por resolver lo que quería sin tener que abrir la laptop. Placer de nerd venido a menos.

10:05 Me reuní con nuevos buenos amigos y nos transladamos a la locación de nuestra próxima aventura escéptica.

11:00 – 13:00 En medio de la nada (estaba en realidad muy cerca de Cuerna). Nos levantaron una piedra y nos espantamos con la cantidad de alacranes que encontramos. Pese a que ya tengo experiencia en picadura de alacranes (-y así quedé- cerré cuando les conté) agregamos a la lista de adminiculos avapena y suero antialacrán.

Bajamos de un cerro y nos trepamos a otro para tomar fotos e imaginar cómo se va a ver nuestro guateque cuando lo armemos. En ese trayecto vimos una avispa chingarse a una araña y confundimos una calabaza con una sandía. Concluí que tengo que salir más seguido.

Regresamos al campamento base. Era imperativo que obtuviera la latitud y longitud de nuestra posición actual. Buscamos el famosísimo Puente del Pollo en Google Earth. Éxito parcial. Terminó salvando el día quien menos pensaba que fuera a brindarnos apoyo high-tec: un ejidatario muy generoso con un telefono que tiene GPS.

Ya casi para terminar ahí me confirmaron que soy reteguey: planeaba todo nuestro tinglado creyendo que miraba yo al norte cuando en realidad a lontananza queda Acapulco.

A modo de agradecimiento preliminar le regalamos al ejidatario gadgetero uno de los dragones mirones.

13:10 – 16:XX Botana y cervezas. Como si no tuviera ya suficiente chamba acepté más, ¡juar!. A la quinta cerveza el escepticismo ganó una batalla más: alguien que defendía la biblia terminó aceptando que le prestara mi copia de Flim Flam de James Randi (mi única copia como después me señaló atinadamente la Lupe).

17:00 En medio de un aguacero (que espero que no se repita el próximo domingo sino ya nos la pelamos) por fin logré arribar a casa de Constanza. Estaba enterada de la razón de que le haya escamoteado algunas horas al tiempo que pasamos juntos. Y ahora está tan expectante como yo de los resultados.

Domingo

11:00 En Home Depot: ¿95 pinches pesos por una puta tabla?

viernes, octubre 13, 2006

¿Tesis?

Hoy me encontré en una nota del Universal lo que dice una astróloga respecto al mentado viernes 13.

Lo interesante de la nota es lo siguiente:

Luego de 21 años de dedicarse a la astrología, Narda Sol estudia en la actualidad la maestría en filosofía en la UNAM y el trabajo de tesis es Saber si existe realmente la astrología o es como el viernes 13, y “entre otras cosas he comprobado que los seres humanos se han interesado en aprender el sentido de los ciclos y como buscan estos ciclos astrológicos y humanos para tratar de entenderlos y saber qué pasa dentro de ellos” puntualizó.
Le voy a echar un ojo a esa tesis.

jueves, octubre 12, 2006

Dragón mirón

En el SWIFT de la semana pasada (el SWIFT es la columna semanal de James Randi) me encontré un link a una página que ya había olvidado que existía

Grand Illusions

He ocupado los últimos 30 minutos divirtiéndome armando mi dragón mirón.



pd1. Esta ilusión le va a encantar a Constanza.

pd2. Las cajas de cereal deberían traer uno. No se me ocurre mejor forma de divulgar pensamiento crítico y escepticismo entre los chamacos que mostrarles lo fácil que es engañar los sentidos.

domingo, octubre 08, 2006

Pura malavibra la de mi blog

Hace tiempo conocí al dueño de una empresa que tiene un método de selección de personal basado en poderes paranormales.

Me presumía que él no hacía exámenes ni de conocimientos ni psicométricos (luego platicamos sobre medir la psique) para evaluar si una persona sirve o no en su empresa. Su método de selección consiste en "percibir la vibra de la gente". Si le gusta lo que percibe la contrata.

No quise saltarle a la yugular (era un cliente potencial) así que me puse en modo escéptico-amable. Sugerí que lo que lo que él llamaba "vibra" bien podía ser una interpretación más o menos conciente que hacía de elementos eminentemente físicos de la persona que tenía enfrente. Como la postura, la forma de vestir y la manera de expresarse. De hecho, recalqué, más que una evaluación, lo que hacía (como el resto de la gente) era comparar la impresión general del candidato con experiencias previas y proponerse a sí mismo conclusiones basado en lo que veía y oía.

Observación, hipótesis y apuesta era lo que usaba y no un poder paranormal.

Algún callo debí pisar pues en seguida me reviró, poniéndose colorado y alegando que yo no sabía lo que decía, que él nunca se había equivocado con alguien y que "había algo más" que lo que veía y oía para elegir si un candidato le convenía o no. Terminó hablándome de auras y de su chingada madre, que tenía el don de verlas.

A partir de ese encontronazo escéptico me he vuelto especialmente atento a esa afirmación que muchos usan: "x tiene buena o mala vibra". Y ante el enorme desparpajo con el que muchos cacarean ser chinguetas en eso de percibir la vibra de propios y extraños he adaptado un protocolo de prueba del Center of Inquiry para probar esa afirmación.

El protocolo sonaba genial en mi cabeza... pero mejor lo traigo para someterlo a su escéptica consideración, avezados lectores.

Material:
  • 2 cuartos aislados el uno del otro,
  • 2 pantallas o biombos opacos de buen tamaño,
  • 1 hoja de papel y un lapiz,
  • 1 lista de 10 resultados binarios generados al azar puesta en un sobre cerrado,
  • 2 estiquetas, que tengan escrito 1 y 2 o A y B o como estén en ese momento de ánimo anumérico,
  • 2 escépticos con sus correspondientes celulares (no, gente no es por si se arman los madrazos),
  • mucho tiempo libre.

Procedimiento:

1. Se le pide a nuestro valiente lectordevibras que en una hoja de papel escriba el nombre de 2 conocidos (y que vivan cerca, no queremos quedarnos pobres haciendo la prueba). Uno será "bien vibroso" el otro será "mal vibroso". Debe quedar claro para nuestro lectordevibras que la definición de buena o mala vibra no nos interesa en tanto no sea ambigua y pueda diferenciarla usando sus cacareadas habilidades paranormales.

2. Se le pide a uno de los escépticos que lleve al lectordevibras a un cuarto aislado mientras el otro escéptico hace pasar al cuarto de los biombos a los dos amiguitos de aquél.

3. El escéptico que está en el cuarto de los biombos abre el sobre que contiene la lista de resultados binarios y le asigna un valor que no cambiará en toda la prueba al amiguito bien vibroso y el otro valor al amiguito mal vibroso. Esos mismos valores se asignan también a los biombos correspondientes etiquetados. Dicha lista no estará en ningún momento en contacto con el lectordevibras que está en la otra habitación.

4. El escéptico que está con los amiguitos del lector de vibras los acomoda detrás de cada biombo de acuerdo a la lista, indicándoles que los lanzará desde un décimo piso si hacen algún ruido y le habla por cel al otro escéptico para que traiga al lectordevibras.

5. El lector de vibras usará sus asombrosos poderes para determinar quién está detrás de qué biombo y escribirá sus resultados en una hoja de papel. Después saldrá de la habitación acompañado de su escéptico guardian.

6. El escéptico de los biombos cambiará (si es necesario) de lugar a los amiguitos del lectordevibras de acuerdo a la lista y se repétirán los pasos 4 y 5 hasta agotar los registros de la lista.

7. Después se compararán los resultados de la lista de los escépticos con la que produjo el lectordevibras.

8. Se considerará una prueba positiva de poderes paranormales si el lectordevibras coincide más allá de lo esperado por el azar con la lista de los escépticos.

ps1. Creo que el paso uno y medio consiste en revisar que entre el lectordevibras y sus amiguitos no haya comunicación convencional (SMS y gadgetería similar).

ps2. A quien le interese: el dueño de la empresa que contrataba a su personal con base en sus lecturas de buena o mala vibra era difícil que se equivocara: la tarea de su staff sólo consistía en besar su culo.

miércoles, octubre 04, 2006

Perlita semanal

Ayer, Carlos Abascal (quien ya es cliente del pitorreo escéptico que pregonamos en este blog) aseguró, ante la Cámara de Diputados, que "en el nombre de Dios" no se procederá a la represión, refiriéndose al mitote sin resolver que hay en Oaxaca.

Entre los diputados que escuchaban no hubo quien exigiera una garantía para la no represión con más sustancia que el amigo favorito imaginario del Secretario de Gobernación.

ps. Me cae que estamos urgidos de una revolución. Con estos diputetes no vamos a ningún lado.

To-do list

Tarea escéptica (no en ese orden)

  1. Subtítular a español los videos de Randi y Dawkins que me he encontrado en YouTube y Google Video.
  2. Investigar una empresa especializada en los disparates de la medicina cuántica y la radiónica de la que el Huevo me platicó y que resultó estar a la vuelta de la esquina de mi oficina.
  3. Documentar el proyecto por el que decidí catafixear el mitote fest (más información próximamente).
  4. Conseguir un libro de Richard Dawkins que Raquel me recomendó.
  5. Afinar un protocolo de prueba para quienes afirman detectar la vibra de la gente.
  6. Comprimir en 20 minutos mi suicidio homeopático y de qué va el reto del millón de dólares de la Fundación Educativa James Randi.

Tarea más escéptica

  1. Responder la siguiente pregunta: ¿a dónde voy con mi actual chamba?
  2. Resuelve la 1 no te hagas pendejo.

ps. Divulgar (y practicar) escepticismo no es aburrido. Todo lo contrario.

lunes, octubre 02, 2006

Otra paloma que se va viva

Hace tiempo, en pabellón Altavista, Clau, Emma, la Lupe y yo nos encontramos a Echeverría. Iba acompañado de algunos guarros que por más que se esforzaban no podían ni disimular que no lo eran ni que iban armados.

Así que en lugar de soltarle una sonora mentada de madre me hube de conformar con regresarle un buenas tardes cuando nos saludó.

De haber sabido que me lo iba a encontrar tan saludador le hubiera pedido que me autografiara la siguiente foto. O alguna de las que adornan las paredes del metro Normal.






ps. ¿En cuánto la habría logrado chacharear en ebay?