domingo, mayo 30, 2010

Adios ESAD

Actualización 19/Julio/2010: Este post provocó varios comentarios, unos pocos a favor y muchos en contra. Entre todos sólo hubo una pregunta lo suficientemente interesante como para dedicarle un post adicional. ¿Por qué digo que el OCW del MIT conviene más que la ESAD? Acá mi respuesta.

Post original

En septiembre pasado
me inscribí a la oferta de Educación Superior a Distancia (ESAD) de la SEP con el afán de cursar una licenciatura en matemáticas.

La demanda para estudiar una licenciatura abierta fue tal que, después de varios mails confusos de parte de la ESAD, los aspirantes nos enteramos de que superamos la capacidad de la SEP para educarnos a todos juntos por lo que habríamos de cursar el cuatrimestre propedéutico en dos grupos. El primer grupo comenzaría el propedéutico en octubre de 2009 y el segundo grupo haría lo mismo en enero de 2010.

A mí me tocó cursar en enero de 2010. El primer día de curso llegué de la chamba, prendí la computadora, ingresé al portal, tecleé mi matrícula y password y me dispusé a recibir educación superior a distancia.

Muchas veces durantes las siguientes 16 semanas hice lo mismo. Al cabo de las cuales decidí que la mentada educación superior que esperaba yo recibir me convenía ir a buscarla en otra parte.

Me explico.

El curso propedéutico de la ESAD consiste en cuatro materias: herramientas tecnológicas, comunicación escrita, estudio independiente y matemáticas básicas. Para cursarlas uno debe acceder al portal de la ESAD, leer en qué consisten las actividades semanales para cada materia, bajar los documentos correspondientes, estudiarlos, realizar cuestionarios en línea, escribir documentos y subirlos, participar en foros, comentar participaciones de los compañeros de curso y publicar posts en el blog asignado a uno.

En principio suena bien y si uds están considerando cursar alguna de las ofertas de la ESAD no quiero yo desanimarlos, al contrario. Sin embargo voy a mencionar la serie de defectos que le fuí hallando a mi experiencia cursando el cuatrimestre propedeútico y que culminó con mi decisión de aprender matemáticas en otro lado.

Lo primero que me decepcionó fue el contenido de la materia de matemáticas básicas. Teniendo en cuenta que la oferta de la ESAD como lo indica su nombre es de nivel superior (o universitario si leen estas líneas en español de otras latitudes) yo esperaba encontrarme con matemáticas preuniversitarias: álgebra, trigonometría, geometría análitica, cálculo. Pero no, en el propedéutico de la ESAD los temas de matemáticas más avanzados consistían en resolver ecuaciones de segundo grado. Como si estuviéramos en secundaria, pues.

Otro aspecto que me desanimó fue la materia de herramientas tecnológicas. Uno pensaría que si uno ya logró inscribirse en el portal de la ESAD no necesitaría que le enseñen de qué va internet. Pero los de la ESAD piensan distinto. Una vez superados los intringulis de búsquedas por internet lo que sigue es que a uno le enseñen a usar word y excel. Pffff. Hubo, no obstante una cosa interesante; mientras rellenaba con pantallazos un documento que evidenciara que sí soy capaz de usar el catálogo en línea de la biblioteca central de la UNAM
leí sobre los murales de la biblioteca.

Las materias en las que más me atrasé fueron las de estudio independiente y comunicación escrita. En la primera, la culminación de las 16 semanas consistía en elaborar un horario al que uno se comprometía a apegarse para concluir la carrera que hubiera elegido. En las semanas previas a esa hazaña de autoorganización (yo más bien la llamaría de autoengaño) había que leer sobre teorías magufas de programación neurolingüistica aplicadas al aprendizaje.

Por otro lado en comunicación escrita había que, adivinaron, escribir. Si bien escribir es algo que me cuadra, las tareas estaban dirigidas para gente que nunca había juntado más de dos párrafos para expresar una idea compleja, por lo que las actividades semanales las percibía como una pérdida de tiempo muy frustrante y por más que hacía no hallaba manera de considerarlas diferente.

Con todo, estaba yo dispuesto a pasar por la ordalía en la creencia de que al concluir el propedéutico y llegar a las materias de la carrera el contenido se compondría. Pero ocurrieron dos incidentes que me hicieron reconsiderar mi decisión de estudiar una licenciatura de matemáticas en la ESAD.

El primero fue el siguiente aviso que hace dos semanas ví en el portal, dirigido a los del primer grupo del propedeútico:



- ¿Cómo que un cuatrimestre de tronco básico? - dije. -¿Y en qué consiste?

Después de dar un click me enteré que después de soplarme el curso propedeútico no me esperaban las materias de la licenciatura en matemáticas como yo pensaba, sino que tendría que cursar un cuatrimestre de contexto socioeconómico de México, desarrollo humano, estadística básica y fundamentos de investigación del que nada habían comentado cuando comencé el proceso.

El segundo incidente que superó mi tolerancia a la tontería ocurrió en la semana 15 del propedeútico.

Después de resolver ejercicios de ecuaciones exponenciales y logarítmicas en la materia de matemáticas básicas leí el cierre a las actividades de la semana que decía así:

"Felicidades, has adquirido las habilidades para resolver ecuaciones exponenciales y algoritmicas..."

-¿Qué putas es esto de algorítmicas?

Después de reflexionar largo y tendido concluí que prefiero
aprender matemáticas con el material del OpenCourseWare del MIT que de unos fulanos que confunden logaritmos con algoritmos. Ni me molesté en ir al examen presencial.

Como dije antes, avezados lectores, no los quiero yo desanimar. Si van a cursar una carrera en la ESAD reciban mis felicitaciones. Pero sepan que para concluirla, además de echarle ganas van a necesitar dosis masivas de tolerancia (que en mi muy particular caso prefiero dedicar a otras cosas y no a los modos de la SEP).

pd1. Cuando estén cursando un cuatrimestre del ESAD les van a poner un facilitador del cual van a recibir retroalimentación. Del que a mí me tocó nomás recibí comentarios inútiles.

pd2. A lo largo de las 16 semanas de curso los problemas que tuve para acceder al portal fueron mínimos. El equipo computito detrás de la ESAD si está haciendo bien su chamba. Lástima que los encargados del contenido del curso propedéutico, no.

lunes, mayo 24, 2010

My name is DarWIN not DarLOSE

Quien haya tenido la paciencia para leer esta bosta añeja se dará cuenta que soy fan de Darwin.

Recién vía
@dr_skepticus en twitter tuve chance de echarle un ojo al siguiente video de Dana Carvey haciendo de Darwin.



Ya perdí la cuenta de las veces que lo he visto en la última hora, pero sigo cagado de la risa.

"Finally a knee to his origin of species".

Genial.

miércoles, mayo 19, 2010

Ayuda a los panistas de Mérida

Leia hace un momento en el Universal la siguiente nota


(click en la imagen para leer la nota completa)

Como muchos, me acordé de un reclamo similar, nomás que a mayor escala, que hubo hace 4 años y dije: "pobres panistas, están muy verdes en esto de solicitar reconteos, voy a echarles una mano".

Así que ahí va la ayuda.

Panistas meridianos: si quieren promover el voto por voto les recomiendo que usen este material. Si es que sus autores se lo permiten.

De nada.

miércoles, mayo 12, 2010

Lo que tus ojos perciben NO es wysiwyg

Pues eso. Lo que ves no siempre es lo que está ahí.

Vía feed compartido de Pereque en googlereader, me enteré de este video. Antes de continuar miren el video.



Ya hemos discutido lo fácil que es ofuscar a los sentidos para que perciban cosas que no están ahí. Si alguien alega que vió con sus ojos un ovni o un fantasma o a la virgen de guadalupe, la lección de ilusiones ópticas como la del video es esta: quizá los testigos que afirman haber visto ovnis o fantasmas o a la virgen de guadalupe hayan visto lo que afirman, pero dado lo sencillo que resulta que los sentidos se engañen, lo que vieron seguro es distinto a lo que ocurrió.

Gugleé el nombre que está al principio del video, Kokichi Sugihara, que es un señor que trabaja en el Instituto Meiji para el Estudio Avanzado de Ciencias Matemáticas. En su página uno puede leer una breve explicación sobre el video.

Kokichi Sugihara dice: "Esta ilusión óptica se debe a la tendencia humana de interpretar figuras de sólidos como si estuvieran hechas de ángulos rectos tanto como sea posible. Para este sólido en particular, la tendencia consiste en interpretar los cinco soportes de columnas como si fueran verticales y la columna más larga como si fuera la más alta"

En el artículo de Nature sobre esta ilusión su autor abunda: niños de kinder, en cambio, no tienen aún sistemas perceptuales basados en la experiencia, así que no son autoengañados con esta ilusión. A lo que Sugihara añade: "Todos los amigos de mi hija me veían y preguntaban ¿dónde está el chiste?"

También esta disponible un pdf conteniendo los dobleces para construir "el asombroso tobogán magnético". Ojo: a unas figuras les faltan los márgenes para pegarlas; no vienen como el dragón mirón pero se ve factible de hacer.

¡A la papelería!

pd. Examinen también este otro video con más figuras y movimientos imposibles de Kokichi Sugihara.

martes, mayo 11, 2010

Juan Jesús Posadas Ocampo y yo

Como muchas personas, mi mamá suele agregar tangentes, en su caso notables, a su hilo discursivo. Inquirir sobre cualquier aspecto de su vida es garantía de enterarse de asuntos insospechados.

Hace unos días, mi máma me decía que mi postura irreligiosa le causaba pena y que cuando se muriera y estuviera ante diositotodopoderoso temía tener que rendir cuentas acerca de lo descarrilado en asuntos de fe que le había salido su primogénito, o sea yo.

No obstante, me aseguró que ya estaba lista ante el reclamo divino y que había recobrado de las arcas del olvido las actas de bautismo y confirmación mías y de mis carnales; que esos serían sus documentos de descargo.

Aquí entra una de las tangentes notables de discurso materno.

- Ah, se me había olvidado decirte. Te confirmó Juan Jesús Posadas Ocampo - dijo mi mamá.

- ¿El cardenal baleado en Guadalajara?

- Sí, ese mero, pero cuando los confirmó a tí y a tus hermanos no era aún cardenal.

- A ver ...

Después de urgar en el archivero familiar me enseñó el siguiente documento.


Del evento conservo los siguientes recuerdos. En la catedral de Cuernavaca me formé en una fila como si fuera yo a comprar tortillas. Al llegar mi turno un señor murmuró unas palabras ininiteligibles y me dio una ligerísima palmada en la mejilla. Lo mismo hizo con mis hermanos, unos primos y otros mocosos. Después hubo celebración en la casa que culminó en borrachera.

El señor de cuyas manos recibí "el sacramento del espíritu santo" en 1983, se moriría diez años más tarde acribillado de 14 balazos mientras estaba sentado en el interior de su coche en el estacionamiento del aeropuerto de Guadalajara. A ese acontecimiento le veo yo varias interpretaciones pero la más relevante para los temas que se abordan en este blog pitero es la siguiente: diosito es un pésimo chaleco antibalas.

pd. Creo que fui afortunado. Me pudo haber tocado un señor que, como el infame Maciel, le gustara impartir el sacramento del espíritu santo bajándole los calzones a la gente. Brrrrr.

martes, mayo 04, 2010

Reflexión pitera a partir de pláticas entre achacosos

En mi experiencia cada vez que hay reunión donde se juntan más de dos achacosos hay ocasión de practicar escéptismo.

Esto se debe a los derroteros que pueden tomar esas conversaciones; primero, los más achacosos hacen una relación de sus recién adquiridas taras físicas. Por la descripción que hacen de sus males, uno se queda pensando que en toda la historia de la humanidad no ha habido quien experimente dolores y molestias tan atroces. Luego, el resto, que ha estado escuchando, adquiere de súbito estatus de experto en los achaques en cuestión. Algunos ofrecen remedios que consideran infalibles y que puede ir desde ponerse a rezar a San Judas Tadeo hasta untarse imanes en las caderas.

- Mira - le dice una mujer a otra que recientemente pasó por una amputación dramática - si te quitas lo escéptica y durante tu meditación ordenas a tu mente a que sane a tu cuerpo, verás que te curas muy pronto.

La que daba el consejo no estaba al tanto de que ni juntando a todos los autoproclamados campeones de meditación, entre los que se encuentran algunos "maestros" budistas, se ha logrado jamás hacer que le crezca a un amputado ni medio milímetro de miembro perdido.

Los que hacen este tipo de recomendaciones "quítate lo escéptico", evidentemente, no saben que el escepticismo (en ese aspecto como el humor de Ibargüengoitia) no es ni aderezo ni lentes que se quite o ponga uno. Es una estrategia, a veces individual, a veces comunitaria, en permanente evolución, que sirve para averiguar si lo que uno piensa de algún aspecto de la realidad es cierto o no.

Pero disgrego, regresemos a la conversación entre achacosos.

Una variación común de este tipo de pláticas consiste en comentar las virtudes cuasimilagrosas de uno o varios remedios que use el más longevo entre los conocidos de los presentes. Es importante que tal portento de longevidad no esté presente para desmentir lo que dicen de él para que los achacosos magúfilos digan frases como la que sigue:

- Pues mi bisabuelo que vivió 99 años y al que jamás nadie oyó toser ni quejarse y que se murió cuando quedó debajo de las llantas del camión que hacia el servicio entre Colina del Meco y la capital, solía comerse todos los días media cresta de gallo de pelea. Así, cruda.

Saliendo de ahí, los más fregados van a buscar quién venda crestas crudas de gallo de pelea.

A esto lo llamo yo el efecto Claudia Schiffer. La gente, que además de achacosa suele ser horrible, ve a Claudia Schiffer, lozana como quinceañera a sus 40 años y pregunta: ¿cuál será su secreto? Si Claudia Schiffer dice que se echa en la cara caca de chango todas las mañanas, allá irán las más cacarizas a los zoológicos a buscar caca de chango para untarse en la jeta.

No toman en cuenta que el aspecto lozano, así como la longevidad, de algunas personas tiene más que ver con la genética (y el maquillaje en caso de la lozania) que con los chingomil remedios, casi todos inútiles y contradictorios, que se puedan compartir. Y al no considerar con escepticismo los remedios que usan para sus achaques, cuando alcanzan algún estado de mejoría, suelen atribuirlo a las causas equivocadas.

Y es esa la gente a la que los fabricantes de aparatos como el kimotion, o la chimachine, o los proponentes de terapias charlatanas de instrumentación cuántica, o los homeópatas o naturópatas suelen dirigir sus afanes de ventas: a los más desesperados, que dentro de su desesperación olvidan que su mejor chance no es la credulidad ni la fe ciega, sino el escepticismo, esa herramienta que sirve para saber si lo que le están diciendo a uno es cierto o falso.

Al fin y al cabo, si siguen vivos, con todo y achaques, es por que otros antes que uds, usaron ese tipo pensamiento científico para construir lo que los mantiene vivos y con cierta comodidad y no fe ciega. Aunque no lo quieran reconocer, la ciencia y tecnología los tiene mejor que a los reyes y emperadores de hace 500 años.

Así que sáquense del culo las manos de su terapeuta reikiano y vayan a buscar información médica real.