martes, diciembre 27, 2011

Reflexión escéptica para el 2012

No. Este no es otro post para pitorrearse de las interpretaciones en el calendario maya de signos de apocalipsis o de portentos newageros para el próximo año.

Pero sí es un post para considerar otros eventos más reales, pedestres e inminentes que tendrán lugar el siguiente año; entre ellos, las elecciones presidenciales.

Pero vayamos por partes.

Un modelo y dos maneras de pensar

Una de las cuestiones recurrentes que se abordan en las ocasiones en las que más de dos escépticos-apalea-focas-bebé se juntan va así:

¿Por qué la gente cree en tanta pendejada?

Hace varias semanas dí con un artículo de los blogs de New Scientist de Liz Else que arroja alguna luz para responder esa pregunta.

En ese artículo la autora hace un resumen notable (que en los siguientes párrafos he tratado de reproducir) de una conferencia reciente de Daniel Kahneman, un psicólogo que ha investigado tanto sobre la manera en la que tomamos decisiones que en 2002 le otorgaron, junto con otros, el premio Nobel de Economía por haber contribuido a describir cómo es que la gente escoge entre alternativas probables y evalúa sus ganancias y pérdidas potenciales (teoría de las perspectivas se llama eso).



Gente de psicología, háganse un favor, dejen de mamar a Lacan y mejor examinen la obra de este señor.

Bueno, más allá de la teoría de las perspectivas, Kahneman ha propuesto la noción de que la gente tiene dos formas pensar: la lenta y la rápida. No sólo eso, sino que cada forma tiene sus propias distorciones de juicio provocadas por nuestra incapacidad de percibir prejuicios y sesgos.

¿Cómo es la forma de pensar rápida? La que nos proporciona una representación del mundo a través de impresiones, asociaciones y lo que percibimos con nuestros falibilísimos sentidos para poder andar en él y pensar en otra cosa. Es el modo de pensar que usamos cuando jugamos, platicamos, nos bañamos o conducimos. Es un modo de pensar que nos permte hacer cosas, no reflexionarlas.

¿Cómo es la forma de pensar lenta? Es la que usamos cuando llenamos nuestra declaración de impuestos o aprendemos una habilidad nueva (que puede ir desde cocinar hasta averiguar el área debajo de una curva). Usamos esta forma de pensar cuando las apuestas están altas, para detectar errores o cuando necesitamos reglas para saber qué hacer.

Adicionalmente, también se debe considerar la miriada de prejuicios y sesgos a la que nos enfrentamos todos los días sin saberlo. Por ejemplo está el sesgo de confirmación, que nos impide considerar evidencia que contradiga nuestras nociones previamente establecidas. U otros prejuicios cognitivos por los que hacemos juicios que ignoran completamente el hecho de que carecemos de toda la información necesaria para tomar una decisión.

Y para acabarla de chingar, ni todo el pensamiento lento del mundo necesariamente impide que caigamos en esos sesgos.

Para ilustrar eso, Kahneman plantea el siguiente problema (que ya ha dado muchas vueltas por la blogósfera):
Un bat y una pelota cuestan $1.10
El bat cuesta $1 más que la pelota.
¿Cuánto cuesta la pelota?
Unos dicen que la pelota cuesta 0.10. Otros, que quizá no pasaran dormidos sus clases de álgebra, dirán 0.05. La respuesta correcta es 0.05 (si la segunda frase del problema no dijera "más que la pelota" entonces sí sería 0.10).

¿Qué tanto estaba el modo de pensar lento dirigiendo el show en aquellos que sabían la respuesta correcta? ¿Y en aquellos que dijeron la respuesta intuitiva e incorrecta de 0.10 qué fue lo que hizo que su modo de pensar lento se fuera de vacaciones y no considerará esa pequeña pieza extra de información de "más que la pelota"?

Como sea, Kahneman es de la opinión que todo este constructo es útil en ámbitos empresariales (hablamos de empresas chingonas porque si Kahneman viera dónde trabajo se echaba a chillar) en los que se puedan implementar con flexibilidad y rapidez planes de cultura organizacional para que los que toman las decisiones estuvieran alertas de los sesgos en los que puedan caer.

En un ámbito más individual Kahneman no es tan optimista. Dice que en 40 años de investigar estos problegómenos no ha percibido que su forma de pensar intuitiva haya mejorado. Sin embargo, Kahneman dice "si podemos hacernos del lenguaje adecuado para pensar en este problema - o al menos para reconocer las situaciones en las cuales somos más proclives a cometer errores - quizá sea a lo más que podemos aspirar."

¿Y todo este rollo a mí qué?

Si uds son adultos y poseedores de una credencial para votar del IFE que no esté más caduca que sus prejuicios, el siguiente año van a tener que tomar una decisión. ¿Votar o no votar? Y si se deciden por la primera deberán decidir ¿por quién votar?

Háganse un favor a uds y a su comunidad y procuren votar (o no votar) teniendo en cuenta los sesgos en los que su proceso de toma de decisiones cae.

lunes, diciembre 19, 2011

Leer SÍ importa y los priistas se me van a la chingada



El dislate

La historia la conoce ya todo mundo: Enrique Peña Nieto, el fulano puntero en algunas encuestas para ser el próximo presidente de México, revela su analfabetismo en la feria internacional del libro más visitada del país.

Ante los gigas de pitorreo que se generan y se comparten en twitter, facebook y youtube, algunos fans del candidato comienzan a defenderlo echando más dislates. Que si leer libros está overrated, que sí lo que importa es que el candidato sea un hombre de acción y no uno de intelecto, etcétera. Va un ejemplo de una de esas apologías a la ignorancia esgrimida por Luis Videgaray, coordinador de la campaña de Enrique Peña Nieto: 
"No es un intelectual, no es un profesor de letras, es un político y se dedica a resolver problemas."
Va otro ejemplo, este del propio objeto del pitorreo, cuando recibió su constancia de candidato del PRI a la Presidencia de la República:
"Es cierto, podré no recordar el nombre de un autor, pero lo que no se me olvida es la violencia, la desesperanza y la pobreza que vive México."
Este último intento de Enrique Peña Nieto por desdeñar su monumental ignorancia es una asquerosa mentira. Para que un político no olvide (y de paso resuelva) esos problemas más allá de un discurso plañidero se necesita empatía.

Y de acuerdo a lo que viene, el desprecio atroz de Enrique Peña Nieto y sus comparsas por la lectura es un obstáculo para identificarse con su electorado y para echar a andar soluciones concretas a "la violencia, desesperanza y la pobreza" del país.

La empatía y la lectura 

Hace unos días en la revista Scientific American venía un artículo donde recomendaban 10 novelas para tus afilar tus sesos. Además de recomendar títulos notables, el artículo divulgaba la idea de que la lectura de novelas es un excelente simulador que sirve de estímulo a las habilidades sociales del lector.

La idea de que el tiempo que uno le dedica sumergirse en los conflictos de los personajes de una buena historia ficticia tiene consecuencias en la manera en la que uno percibe el mundo real y enfrenta sus propias cuitas, no proviene de puras intenciones de estimular la lectura, gente. Hay un estudio de un Keith Oatley, novelista y profesor de psicología cognitiva en la Universidad de Toronto, (que puede ser consultado acá) que establece que quienes leen ficción son mejores para resolver problemas empáticos que los que leen pura no-ficción (no se midió a los no-lectores como el candidato del PRI pero creo que podemos suponer que esos tampoco iban a obtener altos puntajes resolviendo problemas empáticos).

Ahora bien, tengan en mente que la empatía es la habilidad de conocer el punto de vista de otra persona. Sin esa habilidad uno se vuelve un hijodeputa. 

Imaginen a un político que jamás se ha subido a un simulador social y cuya experiencia en el mundo real ha sido filtrada por un grupo de asesores y lameculos. La empatía de ese político quizá sea como la de un ladrillo.

Imagínenlo atendiendo la debacle nacional. 

Por eso, los ruegos priistas para que vote yo por ellos se van a chingar a su madre

Y por si fuera poco... 

Las circunvoluciones cerebrales de teflón de Enrique Peña Nieto no son la única razón por la que no votaré por el PRI en 2012. Sabina Berman en un artículo reciente de Proceso además de abordar la importancia de la lectura, enuncia algunos logros -del lado de la ciudadanía- en materia de discusión nacional: 

"En diez años sin PRI en la presidencia, el país ha aprendido a hablar derecho. Sin doble lenguaje. Sin susto al poder, que llevaba otrora al cantinfleo. Ha aprendido a no reverenciar ninguna autoridad, sino a criticarlas a todas. Ha aprendido a debatir. Ha aprendido a elegir por mayoría de votos. Ha aprendido que no quiere perdonar el hurto y el abuso. Ha aprendido que la Rendición de Cuentas y la Justicia no son figuras retóricas, sino urgencias sociales." 
Si algo tiene la historia del PRI (el nuevo PRI es como el viejo PRI nomás que con gel en lugar de brillantina) es su continua oposición, o menosprecio en el mejor de los casos, a los esfuerzos para que en el país se hable sin doble lenguaje y se plantee crítica a la autoridad. Ese logro (repito de la ciudadanía, quien se lo atribuya a los gobiernos panistas es un burro de capirote) considero que es uno que vale la pena que prevalezca.

lunes, diciembre 12, 2011

Así evangeliza la Iglesia Católica


Niño:
¿Jesús tiene papá?
Monja: Sí, es Dios.
Niño: ¿Y mamá?
Monja: Sí, es María.
Niño: Entonces María y Dios estaban casados...
Monja: No. María estaba casada con José.
Niño: ¿...?
Monja: Oh, ya cállate niño.

Diálogo extraído de este video de Dave Allen.





Y con esto damos por iniciada la temporada de tiro al Papa por su próxima visita a México.

domingo, diciembre 11, 2011

Las Chido/Culeras Crónicas Culinarias de Culituerto y Culimocho (I)

Culituerto y Culimocho son dos computitos que chambean acarreando bytes en el corredor Reforma-Chapultepec. Estas son las crónicas de sus afanes quijotescos por aprovechar bien los pocos minutos de hora de comida que les dan en su chamba.

Episodio: Pastes.

Click en la imagen para leer.


miércoles, noviembre 30, 2011

Sus búsquedas para averiguar los siguientes números del melate me dan pena



No. Corrijo.

Lo que me da pena es que vayan por la vida sin que nadie les haya explicado la falacia del jugador.

martes, noviembre 29, 2011

La ridícula defensa de Felipe Calderón

Hoy por la mañana antes de ir a la chamba, oía en el noticiero de Carmen Aristegui (la opción menospeor para oir noticias en radio en el D.F. por la mañana) el debate entre Netzai Sandoval y Gerardo Laviaga.

Netzai Sandoval, explico por si han estado viviendo del otro lado de la Luna, es el abogado autor de la petición de juicio en la Corte Penal Internacional a Felipe Calderón et al que mencionábamos en el post de ayer y que junto con dos decenas de miles de personas firmé.

Gerardo Laveaga, por otro lado, es uno de los asesores de la Presidencia en este caso, y si procediera el juicio quizá tuviera algún protagónico en la defensa. También es director del INACIPE, Instituto Nacional de Ciencias Penales, que a su vez es el thinktank encargado de proporcionar marco jurídico a la estrategia sin pies ni cabeza del gobierno de Felipe Calderón contra la delincuencia organizada.

En el debate (aquí va de nuevo la liga para que lo oigan) se pueden apreciar algunos puntos que ponen de manifiesto que los que se oponen a la petición de juicio a Felipe Calderón y cia ni siquiera saben de qué trata la acusación.

1) Gerardo Laveaga menciona las razones por las que la Corte Penal Internacional puede enjuiciar a alguien. Una de esas razones es el genocidio y menciona lo absurdo que es acusar al gobierno actual de perpetrarlo. En eso tiene razón el abogado Laveaga, tanto como si dijera que el cielo es azul y que el agua moja, porque está hablando de un hecho autoevidente que ni siquiera tiene sentido en la discusión por la sencilla razón de que no es de genocidio de lo que se le acusa al gobierno de Felipe Calderón. Como tampoco se le acusa de que el cielo sea del color que es o de que el agua moje.

2) Hay otras razones además del genocidio para involucrar a la Corte Penal Internacional y una de ellas consiste en crímenes de lesa humanidad. El abogado Labiaba Laveaga menciona lo que es un crimen de lesa humanidad pero se queda corto definiéndolo en el debate, no sé si adrede o por ignorancia. Y al hacerlo incurre en lo mismo que se le acusa a su patrón Felipe Calderón: en cagotiarla por omisión.

Varios de los que firmamos la petición lo hicimos sin saber si fue Felipe Calderón y sus comparsas en la debacle de la seguridad nacional, Genaro García Luna, Guillermo Galván Galván, Francisco Saynez Mendoza, etc, los que ordenaron directamente los centenares de violaciones a derechos humanos que están documentadas en el sitio de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Aquí nomás muestro una lista de recomendaciones de la CNDH dirigidas a la PGR, a al SSP, a la SEDENA y a la SEMAR durante los años del sexenio de Felipe Calderón para que se den una idea de la magnitud del problema.


Ahora bien, lo que sí sabemos los firmantes es que los acusados en la petición son responsables de haber omitido establecer mecanismos y protocolos para que estas violaciones no ocurrieran. Más aún, continúan omitiéndolos. De eso se les acusa. Un crimen de lesa humanidad, un ataque sistemático contra la población de un país, también se puede dar por omisión.

O por credulidad al grado de la idiotez, como ocurre con el uso de detectores "moleculares" fraudulentos, que no son más que varillas zahorí apantallapendejos con las que las instituciones mencionadas señalan culpables de narcotráfico o portación de armas.

El titular de la Secretaría de Trabajo, Javier Lozano, escribía ayer en un arranque de lamehuevismo deplorable que él junto con otros despistados son "mexicanos de buena fe que" saben y confian "en que [el gobierno federal] está actuando con la firmeza, la legalidad y la institucionalidad" y etcétera.

Lo malo es que en su artículo chafita, el Secretario del Trabajo (que no se ha destacado por hacer muy bien el suyo) omite, al igual que los revires de Laviaga, explicar cómo es que se han atendido las cuatrociento y pico de las recomendaciones de la CNDH listadas arriba.

Misma omisión para explicar por qué reatas las instituciones del Gobierno Federal buscan armas y drogas con una varilla inútil de charlatán.

pd. No sé me escapa el hecho de que el Gobierno de Felipe Calderón en su comunicado, que el abogado Laviaga minimiza, se ha autonombrado custodio del honor nacional. Que no mame. Esos mensos ya están peor que el Vaticano autonombrado guardián de la moral cristiana.

domingo, noviembre 27, 2011

El berrinche de Felipe Calderón

A lo largo del último y desastroso sexenio en este blog he dedicado algunas líneas, nunca favorables, al gobierno que encabeza Felipe Calderón.

He platicado de sus mentirosos anuncios, de su ignorancia abismal del laicismo, y de su cortedad de estatura que sospecho que no le permite ver a los ciudadanos a la cara.




También he usado este espacio para unirme al coro de los que consideramos mal, por el lado que se le vea, el recurso de la charlatanería y el fraude en la estrategia cada vez más desafortunada de la lucha del Gobierno Federal vs el narcotráfico. En específico el uso del fraudulento detector "molecular" GT200 y similares para búsqueda de armas y drogas.

Respecto a este último tema hace algunas semanas hubo un pequeño atisbo de luz en la oscuridad de la negligencia y estupidez de las autoridades mexicanas: una jueza de Coatzacoalcos, Karla Macías Lovera, dio una lección de sano y activo escepticismo al descartar al inefectivo GT200 como evidencia válida en un caso de proceso penal.

Pues bien, por las mismas fechas en las que me enteré de la ordalía de los acusados del GT200, que narra la nota de la liga de arriba, también supe de una petición en línea, consistente en someter a juicio penal internacional a "Felipe Calderón, Joaquín Guzmán Loera, Genaro García Luna, Guillermo Galván Galván, Francisco Saynez Mendoza y demás autoridades, militares y narcotraficantes responsables de crímenes de guerra en México."

Aunque hay agujeros argumentales en la petición, considero que está bien poner en el mismo saco al Chapo, el narcotraficante más correteado del sexenio, a Guillermo Galván Galván, el Secretario de Defensa y a Felipe Calderón. Considero tan merecedor de juicio penal al criminal organizado como al que se pone buscarlo con una varita apantallapendejos de charlatán.

Y por eso firmé la petición.



Ahora bien, de acuerdo a esta nota de hoy de La Jornada (periódico que recientemente casi se tira un balazo en las dos patas pero eso es tema de otra bosta), la Presidencia de la República ha revirado con un comunicado contra la petición de Juicio Internacional a Calderón (y caterva que lo acompaña).

El comunicado de Presidencia rechaza las imputaciones que se le hacen en la petición y enumera una serie de acciones por las que uno lo debería considerar "el bueno" en esta tragedia nacional del Gobierno vs Crimen Organizado en la que los ciudadanos que no somos ni gobernantes ni criminales somos los menos consultados y los más afectados.

Para cerrar su dislate, el comunicado de Presidencia dice de la petición que constituye una serie de "acusaciones temerarias que dañan no sólo a personas e instituciones, sino que afectan terriblemente el buen nombre de México, por lo cual, el gobierno de la República explora todas las alternativas para proceder legalmente en contra de quienes las realizan en distintos foros e instancias nacionales e internacionales."

Creo que el gobierno que esté más al pendiente de su buen nombre (si importara el buen nombre de México tanto como Presidencia cacarea, el presupuesto de educación para el siguiente año no sería considerablemente menor al de seguridad) que a su desempeño es un gobierno que tiene perdidas de antemano todas las guerras en las que se meta.

También creo que el gobierno que responda con "procedimientos legales" en contra de las críticas que le hacen sus propios ciudadanos es un mal gobierno.

Un mal gobierno que no necesitamos.

PD. Sugiero a Felipe Calderón y a Guillermo Galván Galván, que se metan un GT200 por el culo y ahí exploren todas las alternativas que se les antoje "para proceder legalmente" contra los propios ciudadanos que dicen respetar.

Quizá corran con suerte y en su exploración se encuentren al Chapo que pareciera que les ha venido dando por atrás buena parte de lo que va del sexenio.

martes, noviembre 22, 2011

Eterna de Guillermo Del Toro y Chuck Hogan


O The Night Eternal como le pusieron sus autores en inglés. Al momento de escribir estas líneas aún no se vende el libro en español pero no ha de faltar mucho. Por lo tanto si tú, avezado lector, has sido de los que ha leído las dos entregas previas de la trilogía, Nocturna (The Strain) y Oscura (The Fall) y quieres que tu mente sea territorio virgen para la estupenda narrativa de Del Toro y Hogan, entonces sugiero que dejes de leer esta bosta ahora.

Si eres de los que no ha leído ni media línea de esta trilogía tienes dos opciones:

a) tírarte de cabeza por la ventana ya, o
b) arreglar tu lamentable condición. Ahora. Acá está el PDF de Nocturna (la primera parte de la trilogía).

Si ya leíste las dos partes previas y si tus ansias por conocer un poco del final de una de las mejores historias de vampiros de las chingomil que hay disponibles (escupo en sus vampiros Stephanie Meyer y Anne Rice, puaj), se parecen a las de un strigoi ermitaño entonces lee un poco de lo sigue. Prometo dejar intactas las partes más chidas de la historia.

[Advertencia de ruina para los que no han leído nada de nada de la trilogía]

Una de las ventajas de las trilogías es que permiten a sus autores seguir casi naturalmente una receta milenaria y efectiva para contar historias. La estructura aristotélica del drama, a grandes rasgos, describe una sucesión lineal de acontecimientos acomodados en una presentación, un nudo y un desenlace.

Y si tienen en la cabeza el final de Oscura, recordarán que Del Toro y Hogan dejaron un nudo de no mamar. A toda la gente con la que he platicado que leyó Oscura se preguntaban lo mismo que yo al terminarla: "¿Y ahora cómo van a hacerle Del Toro y Hogan para componer el mundo?"

Ahí va la respuesta: no lo hacen.

Eterna comienza 2 años después de los diez días de acontecimientos de Nocturna y Oscura. El mundo, en tinieblas por las explosiones nucleares y las piras funerarias de decenas de metros que les siguieron, se ha convertido en un habitat ideal para el vampiro Maestro y sus strigoi. A las 2/3 partes de la humanidad que se le permitió sobrevivir se las mantiene trabajando, comiendo, durmiendo y entretenidas con repeticiones de TV, bajo la constante amenaza de convertirse en parte de los Campos de Sangre que mantienen los strigoi en cada gran centro urbano. El Maestro ha conseguido, con presición matemática, mantener un balance entre el número de strigoi y humanos y ha convertido a la economía mundial en una basada en sangre, con el apoyo de Stoneheart, el cúmulo de empresas del finado Palmer.

La dominación mundial del Maestro es casi completa. A los humanos que no tiene subyugados, los tiene de aliados. Excepto unos pocos que aún resisten y que tienen en su poder el secreto para destruirlo: el Occido Lumen. Aunque aún no saben cómo interpretarlo.

A lo largo de un poco más de 370 páginas. Uno puede leer las cuitas de Fet el exterminador, la dra Nora Martínez y Eph Goodweather para evitar ser convertidos en strigoi y para recuperar algo del mundo que perdieron. Sobre todo Eph, que incluso está tentado a traicionar a sus amigos entregando el Occido Lumen a el Maestro a cambio de su hijo Zack quien ha vivido, aún humano, pero en perpetuo estado de corrupción, bajo el cuidado del Maestro.

Estos tres cazadores de vampiros tienen dos aliados, que antes habían sido sólo comparsas y que en Eterna tienen participaciones mucho más protagónicas. Uno de ellos es Gus Elizalde, el cazador solar de los vampiros Antiguos y Mr. Quinlan, el vampiro guardaespaldas de los Antiguos y que no pereció con estos al final de Oscura.

Alguien me preguntaba si no se extrañaba demasiado a Setrakian, el caza vampiros. La respuesta es no. Hay un momento muy álgido en la historia en la que los recuerdos que tienen los protagonistas de Setrakian, salvan el día. Y no sólo eso, los Interludios, esos muy bienvenidos flashbacks, que antes narraban la vida de Setrakian, ahora consisten en explicar el origen de los vampiros Mr Quinlan, los antiguos y El Maestro.

Ahora bien, para explicar esos orígenes los autores recurren a tomar prestado algo del flocklore bíblico al que agregan elementos que a mí en lo particular me parecen, deliciosamente blasfemos, lo que significó un gran bonus a la historia.

Lo que más me gustó en esta trilogía llena de cosas que me gustaron y que hace que Del Toro y Hogan merezcan una ovación de pie fue la siguiente. Si han puesto atención se habrán dado cuenta que Eph es el protagonista y el Maestro (antes en el cuerpo de noble gigante Sardú y ahora en el del rockstar Bolivar) es el antagonista. Además del planeta (que a mi me parece circunstancial) la razón por la que están peleando es por Zack. Ahora bien, como protagonista Eph es uno muy hamletiano, en lugar de tomar al toro por los cuernos, cuando se pone fea la cosa toma una botella. El resto de los protagonistas no están muy seguros de que sea buen líder en la batalla final que tienen ante ellos y para acabarla de chingar ni el propio Eph está seguro de sí mismo. Justo cuando uno como lector ya está harto de Eph, en tres patadas muy bien narradas, Eph logra sobreponerse a su hamletismo y se convierte en un oponente peligroso para el Maestro.

¿Cómo? Quizá se preguntarán uds.

Lean Eterna y averígüenlo.

jueves, noviembre 17, 2011

El jocoso berrinche del Vaticano


La imagen de arriba la pongo aquí por dos razones:

1. Porque al Vaticano le emputa que se difunda una imagen inocua.

2. Porque se me da la gana.

Ahora bien, de acuerdo a la nota de la liga de arriba, el Vaticano deplora "el uso de la imagen del Santo Padre para fines típicamente comerciales, lo que perjudica la dignidad del Papa y de la Iglesia católica, así como la sensibilidad de los creyentes". No obstante, no veo que haya bronca de que la mentada imagen se difunda por blogs, muros de facebook y tuits porque NO estamos usando la imagen del Santo Padre para fines "tipicamente comerciales": la estamos usando con fines típicos de carcajada, pitorreo y LOLs dirigidos a una institución intolerante, caduca y cada vez más perniciosa.

pd 1: Uno supondría que el Vaticano estaría acostumbrado a aguantar vara en ámbitos de materia iconográfica. Considérese que la imagen más venerada por los católicos es la de un señor semidesnudo, torturado y ensartado en dos palos, y con esa no veo que armen tanta alharaca.

pd 2: La reacción del Vaticano es ridícula. Es como si alguien hiciera algún comentario relacionado al tema de la siguiente imagen y el Gobierno Federal reaccionara demandando despidos y censura... un momento.


Actualización: Según esta otra nota Benetton logró lo que muchos premios Nobel de la Paz no han conseguido: poner de acuerdo al Vaticano y a la Universidad Sunita Egipcia de Al Azhar en que ambos son rete piel delgada.

jueves, noviembre 03, 2011

lunes, octubre 31, 2011

Querido participante del NaNoWriMo 2012

Los NaNoWriMo en los que he participado (¿que qué es un NaNoWriMo? va una respuesta corta: sentarte a escribir en noviembre una historia de 50,000 palabras con la idea de que decenas de miles de autores haciendo lo mismo en todo el mundo te inspiren lo suficiente para completar) y que he abandonado a las 30,000 y algo de palabras por ahí de la tercera semana de noviembre, me han servido para darme cuenta de la cantidad enorme de excusas que uno se puede inventar para no concluir una novela a la que se le ha dedicado aprox medio centenar de horas.

En las pep talks que autores con más colmillo mandan por correo en las 4 semanas del NaNoWriMo se suele abordar el tema del abandono de una historia. Aquí hay una que me parece notable como advertencia.

Querido participante del NaNoWriMo,

Sé qué estás haciendo. Estás pensando en hacer trampa ¿no?

Te caché.

No te espantes. Un tramposo reconoce a otro. ¿O crees que nunca he estado en tu situación?

Quizá para algunos de ustedes todavía no sea tarde: aún no cruzan la línea y apenas están considerando la idea de abandonar la historia en la que actualmente están trabajando.

Quizá apenas estás pensando en tomarte un descanso y ponerte a garapatear unas notas de una nueva historia en la que acabas de pensar; quizá estés pensando en la historia, ultrafresca, totalmente chida, seguro bestseller en la que soñaste el otro día cuando se supone que deberías estar averiguando como componer el camino torcido de tu historia que ya llevabas progresada.

Pero aquí mero estoy para hacerte saber lo siguiente: así se empieza. Antes de que sepas bien qué estás haciendo, ya trazaste algunos personajes. Ya pusiste algo de diálogo y ya estás haciendo escenas nuevas.

Entonces ya cruzaste la línea. Acabas de abandonar una obra en proceso por empezar de tiempo completo a hacer esa otra nueva historia que se te acaba de ocurrir.

Y sé demasiado bien que sigue a continuación. Las excusas. La racionalización "¿Y qué? Acabo de cambiar historias. Aún estoy comprometido con una obra en proceso. Nomás que no es mi obraenproceso original. Estoy un poco atrasado con mi conteo de palabras pero aún así, sigo escribiendo, ¿no?"

Seguro, parece muy inocente. Pero el problema con esta estrategia es que la nueva historia siempre parecera mejor que esa historia gastada y fuera de control en la que estuviste trabajado tanto tiempo. Esa nueva historia tiene la marca de la frescura en ella. Es la pura onda. No tiene ningún problema de argumentación, y los personajes son tan interesantes que usan chones de cuero y además no se tienen que enfrentar a esas transiciones abruptas que tenía tu otra historia por el capítulo cuatro que no sabías ni cómo componer...

Lo sé. Suena bien.

Pero ¿cuánto tiempo va a pasar para que llegue otra historia a tu cabeza y empiece a menearte sus personajes en tu nariz y entonces decidas abandonar tu nueva historia por tu nuevanueva historia?

¿Cuántas palabras tendras hechas para entonces?

No las suficientes para que sean un libro completo. Esas tendrás. Y aquí viene lo trágico: si continuas trabajando así, jamás las tendrás.

¿Crees que nunca me ha pasado? ¡Sabotear el trabajo en proceso por uno nuevo es el truco más viejo del libro! Tengo centenares (tal vez miles) de historias sin acabar por que les hice trampa. Me enamoré tanto de una nueva historia que se me ocurría que nunca volví a la anterior. Una y otra y otra vez.

Es así cómo le hace uno para nunca terminar un libro.

¡Así que detente ahora! Deja de coquetear con esa otra idea nueva (o como llames a la nueva excusa que se te acabe de ocurrir) para evitar hacer el trabajo en proceso que tienes enfrente.

Deja tu Brillante Nueva Historia para después, cuando hayas acabado la que tienes ahora en las manos. Si tu Brillante Nueva Historia es lo suficientemente buena, va a estar ahí esperándote.

No termines como yo, con un baúl repleto de historias a medio acabar. Piensa en lo que te hizo enamorarte de la historia que ahora estás escribiendo. Dedícale la atención que se merece.

Y hagas lo que hagas, no dejes que vaya a parar al Baúl de la Vergüenza. Piensa en donde estaríamos si todas las novelas que te han gustado las hubieran escrito autores que las dejaban a medias, abandonadas y olvidadas, sólo por que les llegó una Brillante Nueva Idea.

Ahora tómate un respiro hondo y continúa escribiendo.

Meg
La Meg que traduje (muy a lo chilango) es esta de acá. No he leído ninguno de sus cincuenta libros y ahora no me llama la atención empezar. Pero creo que tiene el colmillo suficiente como para no desatender lo que dice.

viernes, octubre 28, 2011

Urbanidad para escépticos cascarrabias 101 (I)

Leccíón

Tratando con fans de la astrología.

Escenario

Suponga el lector que un buen día sale de su ostracismo, asiste a una reunión social y descubre que hay, entre toda la caterva de horripilantes, una persona cuyos atributos hacen que se aventuren las siguientes hipótesis: "¿se verá mejor desnuda que vestida? ¿arriba o abajo de mí?"

Ahora, continúe suponiendo avezado lector, que esa otra persona que ha despertado en ud esas perentorias inquietudes científicas, se acerca con la prometedora posibilidad de que haya disposición mutua a elaborar pruebas exhaustivas que arrojen luz a sus hipótesis iniciales.

La suposición culmina así, durante el escarceo la otra persona dice:

- Soy Tauro ¿y tú?

Lección de urbanidad escéptica "hazte a un lado ñoño Carreño"

¿Qué debe responder un escéptico bien amaestrado educado ante una pregunta así?

Pues esto.

- Yo soy de los que ha leído a Isaac Newton y por eso sé que mi gran pitote, en estos momentos, ejerce una mayor influencia gravitatoria en tí que cualquier otra influencia que le atribuyas al paso de planetas lejanos frente a constelaciones arbitrarias.

Aclarado eso, uno procede a meter el mencionado gran pitote en la boca de la otra persona para evitar que siga diciendo idioteces.

Nota de igualdad de género.


Si ud, avezado lector, resulta que es avezada lectora donde dice pitote sustituya por tetas y tan tan.

pd. Queda como ejercicio calcular la atracción gravitatoria entre dos personas a punto de tener sexo y compararla con la que ejerce Plutón sobre algún astrólogo mitigando su foreveralonismo con una puñeta.

jueves, octubre 27, 2011

Newton y el astrólogo

Estaba un astrólogo parado en la cornisa de un edificio considerando las ventajas del suicidio cuando se le apareció Newton.

- Oh, Newton. ¿Maestro de maestros vienes a salvarme? ¿A convencerme de que no me tire? ¿Los planetas te han revelado grandes planes para mí?

- No. Vengo a ver que la gravedad del planeta en el que estás parado funcione - contestó Newton antes de darle un empujón al astrólogo para contemplar cómo se movía a 9.80665 metros por segundo cada segundo en dirección al centro de la Tierra, antes de que su trayectoria fuera abruptamente desacelerada, 20 pisos más abajo, por el suelo.

pd. Fans de la astrología: pueden reventar los comentarios con todos lo que deseen cacarear sobre los estudios astrológicos de Newton. De acuerdo a esto, apostaría a que están equivocados. Como sea, lo que cuenta al final es lo que está en los Principia, zoquetes.

martes, octubre 25, 2011

Reiki y Cáncer



Los lectores añejos de este blog ya conocen la anécdota, pero la cuento otra vez para los nuevos. Hace unos pocos años fui a una plática de divulgación científica impartida por Julia Tagüeña. La plática consistía en hablar de mecánica cuántica y de paso desbaratar los disparates pseudocientíficos de la infame película What the bleep do we know?

En la sesión de preguntas y respuestas, uno de los asistentes platicó de las bondades del reiki y que le funcionaba a él para aliviar a su mujer que tenía cáncer. Cuando reseñé la plática en un post, dije que la respuesta que le había dado Julia Tagüeña a ese señor me había parecido inadecuada.

Tiempo después hubo oportunidad de platicar con Julia y ella enterada de lo que había yo escrito me preguntó "¿pues qué querías que le dijera a ese señor?"

Bueno, han pasado algunos años pero ya tengo la respuesta a lo que me preguntó Julia Tagüeña.

Imaginen por un momento que su médico les dice "ud, tiene cáncer" (si ud, avezado lector, no debe imaginarlo sino recordarlo ponga especial atención en lo que sigue). Ahora, imaginen lo mal que se van a sentir después de pasar por cirugía y por algunas quimioterapias.

Pérdida de cabello, naúseas que duran todo el tiempo y fatiga que no se quita ni durmiendo en caso de que dormir sea posible. Su bienestar, lectores, va a estar en las cotas más bajas que hayan podido experimentar en su vida.

Ante el espectáculo dantesco que ofrecen a amigos y familiares quizá alguien llegue a decirles: "prueba con Reiki, es buenísimo y todo lo cura y todo lo compone porque la energía curativa..." y etcétera. Para reforzar su recomendación citan casos de conocidos que han aliviado sus dolencias con Reiki.

Ahora tengan en cuenta que tales casos sí existen y no están nomás en la cabeza de los proponentes de Reiki. Que hay, efectivamente, gente que ha reportado alivio después de una sesión de Reiki.

¿Es entonces buena idea someterse a un reikipracticante, como complemento terapéutico, para que merced a sus trabajos acariciando el aire alrededor de uno, se llegue a sentir algún bienestar o comodidad?

La respuesta es no. No es buena idea. Y a continuación va por qué.

En mayo pasado unas enfermeras gringas se hicieron la pregunta ¿sirve el Reiki para aliviar en algo a los pacientes de quimioterapia?

Para responder esa pregunta pusieron en práctica el siguiente experimento: en un centro de quimioterapia, a 189 pacientes los dividieron al azar en tres grupos; los pacientes que recibirían una terapia de Reiki genuina, los pacientes que recibirían Reiki fingido -administrado por un fulano que se hacía pasar por curandero de Reiki pero que sólo hacía como si conociera el ritual - y los pacientes que recibirían atención estándar. Todo muy doble ciego de acuerdo al reporte de las enfermeras.

Los resultados fueron así: los pacientes que recibieron su terapia de Reiki genuina reportaron que se sentían mejor. Mucho mejor que los que recibieron el tratamiento estándar.

Y lo mismo hicieron los pacientes que recibieron el Reiki fingido.

¿Qué quiere decir todo esto? ¿En qué ayudan estos descubrimientos a los pacientes de cáncer en todo el mundo? La respuesta la proporciona muy claramente este artículo de The Guardian del que destaco lo siguiente:

¿Deberían usar estas enfermeras especializadas en oncología terapias como el Reiki si hacen sentir bien a los pacientes sometidos a quimioterapia? ¿O deberían evitar su uso, ya que no han demostrado ser mejores que un placebo?

La postura científica puede parecer cruel ante el sufrimiento de los pacientes con cáncer, y en cambio la actitud de las enfermeras parece estar centrada en el bienestar del paciente y su cuidado. Esta impresión está equivocada. Al insistir en que los pacientes no deben ser tratados con placebos como el reiki, los científicos también están procurando que los pacientes reciban tratamiento del que se haya demostrado que es mejor que el placebo. Por ejemplo, se ha demostrado que un masaje mejora el bienestar de un paciente más allá de un efecto placebo. Si un paciente recibe un masaje con empatía, simpatía, tiempo, comprensión y dedicación, el paciente se beneficiará por el efecto placebo -como le pasó a los pacientes que recibieron el tratamiento de reiki- pero, adicionalmente, se beneficiará de un efecto específico que el masaje ofrece y que el Reiki no.

Si se limita el cuidado del paciente a administrar placebos como el reiki se podría negar al paciente el efecto de un tratamiento específico. El alegado paradigma que enfatiza el cuidado del paciente que esgriman algunos proponentes de la medicina alternativa podría evitar que los pacientes se beneficien de otros tratamientos que necesitan y merecen. En otras palabras, detrás de la cortina de humo de la medicina alternativa - o cuidado holístico o integral para usar términos más de moda - los pacientes no ganan, al contrario.

¿Así que quién es más cruel? ¿Aquellos que proponen placebos dudosos en el nombre del bienestar del paciente o aquellos que usan ciencia en el mejor interés del paciente?
pd. Uno de los más claros fracasos del fundamento del Reiki lo puede uno ver en este estudio donde se demuestra que los practicantes del "toque curativo terapeútico" que participaron en el estudio no superaron al azar al usar sus habilidades "de percibir el campo energético humano" para adivinar si tenían cerca de su mano izquierda o de su mano derecha la mano de la investigadora.

viernes, octubre 14, 2011

Reflexiones sobre Investigación en Software

Una de las citas más frecuentemente usadas en historia de la ciencia es una de Newton, dice mutatis mutandis:
"Si he visto más lejos, es porque voy en hombros de gigantes".
Es cierto en muchas actividades. Y considero que si uno es computito debería tenerla grabada con fuego en algún lugar de sus circunvoluciones cerebrales.

Al rato regresamos a esa frase.

Hubo un tiempo, lejano a sólo muy pocas décadas, en el que hablar de informática, computación y telecomunicaciones requería diferenciar bien esos tres ámbitos. Ya no es así. Ahora, hablar de informática, computación y telecomunicaciones es hablar de una industria cuyos productos tecnológicos van integrados. Un ejemplo muy claro lo tienen frente a su nariz, en este momento.

Esto que digo y que parece obviedad es para meterles en la cabeza la idea de que la computadora que tienen ante uds ha seguido un proceso de evolución.

Ahora hagamos una analogía. Si imaginamos a esa industria que construyó la computadora que ahora contemplan, como un gran rascacielos (la analogía tiene fallas: cuando se construye un rascacielos este suele tener un tope fijo, pero sirve para que los no-computitos entiendan), Steve Jobs -un señor que influyó en esa industria y que murió recientemente para la consternación histérica de algunos de sus clientes- sería el decorador y el que vende los departamentos. Quizá sobrevaluados pero tan bonitos y "usables" que se hacen filas para adquirirlos.

Jobs iba montado a hombros de gigantes.

Llevemos un poco más lejos la analogía. La estructura de acero que sostiene el rascacielos no se levantó por generación espontánea ni intervención divina. Hubo personas que la construyeron.

También montados a hombros de gigantes.

A esa clase de gente pertenecía el señor Dennis M. Ritchie quien, recientemente, ha muerto.

Recordemos algo de lo que dejó Ritchie.

En 1983, Ritchie recibió el premio A. M. Turing. Aquí va un paréntesis: Turing fue otro montado en hombros de gigantes. En nuestra analogía del rascacielos Turing sería de los que pusieron los cimientos y fuera de la analogía fue un matemático, criptoanalista y científico computacional, tan chinguetas que le echó a perder a los alemanes, durante la 2da Guerra Mundial, su intercambio de mensajes cifrados. Fin de paréntesis. El premio Turing lo otorga la Association for Computing Machinery, y Ritchie lo recibió junto a su colega Ken L. Thompson.

Cuando recibió el premio, Ritchie habló de lo que ocurrió en Bell Laboratories para que él, Thompson y otros desarrollaran e implementaran el sistema operativo UNIX (algo que no les caería mal aprender a apreciar, avezados lectores, si es que son usuarios de Linux, iOS, o MacOS).

El texto de Ritchie se titulaba igual que este post y está disponible para su lectura. Esto que pongo aquí es la parte que hallo más notable.


Tiempo y compromiso al valor a largo plazo de la investigación son ingredientes necesarios, tanto de parte de los investigadores como de la gerencia.

Los laboratorios Bell han cumplido con ese compromiso. Y no sólo eso: han provisto un ambiente de investigación, raro, único y estimulante para mis colegas y para mí. A medida que entra lo que las publicaciones de la compañía llaman "la nueva era competitiva", sus gerentes y trabajadores harán bien en mantener en mente cómo, y bajo qué condiciones, UNIX fue un éxito. Si podemos mantener la suficiente apertura a nuevas ideas, la suficiente libertad de comunicación y la suficiente paciencia para permitir que el novel prospere, continuará siendo posible que un futuro Ken Thompson encuentre una CRAY/I empolvada y confeccione un sistema tan creativo e influyente como UNIX.
Lean ya el texto de Ritchie y aprendan que un ambiente de investigación y desarrollo más colaborativo que competitivo, más solidario que gandalla puede ser cuna de productos asombrosos. Productos que van más allá de "¿y ahora qué le ponemos al siguiente iPhone?"

Y recuerden, compañeros computitos, que al final, todos esos productos sólo son las escaleras para la siguiente generación de los que se suban a hombros de gigantes para ver más lejos.

martes, octubre 11, 2011

El martillo de Lúcifer

Hace unos meses, platicábamos de cómo sería un impacto de asteroide contra la Tierra.

Bueno, ahora creo que apenas rascamos el tema.

Recientemente terminé de leer una novela notable de ruina, muerte y destrucción. Se llama El martillo de Lúcifer y sus autores son los señores Larry Niven y Jerry Pournelle (ya hemos mencionado de otra afortunada colaboración de ese par). Y, de acuerdo al capítulo 1 de Death From the Skies!, El martillo de Lúcifer no sólo trae una buena historia, también contiene buena ciencia.

Vayan sacándose de la choya los remanentes de ficción chafa que les hayan podido dejar las películas Armaggedon e Impacto Profundo y háganse un enema mental de mala ciencia cometaria y asteroidal. Ahora, imaginen un escenario distinto, uno donde la humanidad no se salva por los pelos de un cataclismo cósmico sino que se enfrenta, con la tecnología que había en los 70, al evento de que la Tierra se cruce en el camino de un cometa.

Casi toda la historia tiene lugar en la actualidad, sin embargo la historia del Martillo inicia mucho antes. Antes de que existiera la humanidad. Cuando una masa a casi un año luz del torbellino que luego sería el Sistema Solar Interior, y de aproximadamente cinco Tierras, constituye un gigantesco volumen esférico de billones (10 a la 12, no 10 a la 9) de bolas heladas de metano, rocas y ácido cianhídrico. Tan alejadas unas de otras como la Tierra de Marte. A esa región en el espacio se le conoce como Nube de Oort exterior y algunos piensan que las extinciones recurrentes en la Tierra podrían estar relacionadas a perturbaciones gravitatorias en la Nube que mandan hacia el Sol más cometas de los que nos hemos acostumbrados a ver en nuestra brevísima estancia en este planeta.

El libro está dividido en cuatro partes. La primera parte es presentación de una docena de protagonistas y un chinguero de comparsas. Uno de esos protagonistas, un millonario con pasatiempo de astrónomo ha descubierto un cometa y está contento con su descubrimiento. Tanto que patrocina un documental sobre el cometa. Cuando se descubre que el cometa pasará cerca de la Tierra, una misión conjunta Apollo-Soyuz se pone en órbita para mirar más de cerca el fenómeno. A medida que transcurren los meses, en el JPL (ojo, JPL no son las siglas mal colocadas de un expresidente mexicano, quiere decir Laboratorio de Propulsión a Chorro en inglés) las probabilidades de que el cometa pase de largo van disminuyendo. Cuando recién fue descubierto se pensaba que había cientos de miles de probabilidades de que cuando el cometa le diera la vuelta al Sol e intersectara la órbita de la Tierra, antes de dirigirse a la Nube de Oort, ni el cometa ni la Tierra estarían en el mismo lugar. A medida que se acercaba la fecha de cruce, las probabilidades de que el choque no ocurriera, disminuían.

Los protagonistas en su mayoría están en Los Ángeles y en las colinas vecinas al valle de San Joaquín. En las semanas previas a la llegada del cometa algunos toman medidas precautorias. Un senador se va a su rancho en las montañas "por si acaso". El productor del documental sobre el cometa consigue bastimentos para durar vivo algunos meses. Una banda de rateros, aprovecha que los ricos se han ido y comienza a desvalijar sus casas.

Entonces ocurre la catástrofe.

Los cuatro astronautas (dos gringos y dos rusos) que miraban el cometa, se dan cuenta que la Tierra está envuelta casi por completo por la cauda del cometa (lo que hace que se vea durante la noche un espectáculo de luces asombroso). Su última transmisión al JPL consiste en pasar datos de los fragmentos que alcanzan a detectar del cometa en medio de toda esa cauda, que vista desde lejos puede ser muy tenue, pero cerca de la cabeza del cometa es como neblina. Recuerden que un cometa está hecho de hielo y rocas. Cuando se acerca al sol buena parte del hielo se evapora (de ahí su cauda que puede tener una longitud como la distancia que hay entre los planetas) y también puede ocurrir que el material que aglutinaba un montón de rocas se haya evaporado... o explotado (el hielo del que está hecho el cometa podría contener bolsas de metano incrustadas a muy alta presión).

En la novela varios fragmentos del cometa impactan contra la Tierra, una buena mañana de martes en la que había mucho más tráfico que de costumbre y un extraordinario ausentismo laboral.

Uno de los fragmentos cae en el Pacífico con tal fuerza que lanza al espacio una columna de vapor de oceáno y lecho marino. La onda de choque es percibida en los Ángeles primero como vientos huracanados a gran altura, antes de que sus habitantes sean arrojados al suelo y muchos de ellos, sepultados bajo los edificios de la ciudad, por una serie de terremotos muy intensos.

Los sobrevivientes deben apurarse en ganar terreno alto en tierra dentro: una ola de centenares de metros se acerca a las costas.

No es el único fragmento que cae. A mitad del mediterráneo cae otro. Unos arqueólogos que trabajaban en una peña volcánica muy por encima del mar, ven caer un objeto tan brillante que parecía un segundo sol sumergiéndose en el horizonte. El resplandor del impacto deja a uno de ellos ciego. Su ceguera no importa, pues a pesar de que logran cobijarse de la onda de choque, el impacto provoca que el volcán extinto sobre el que estaban trabajando haga erupción, evaporándolos.

Impactos en el Atlántico Norte y Sur llevan su propia cuota de extinción. Inglaterra queda sumergida por algunas horas. El continente Europeo queda arrasado también. En la costa de África se forman nuevas bahías. El impacto del Mediterráneo mete agua en el Nilo a muchos kilómetros tierra dentro. El Cairo y las pirámides de Egipto que habían perdurado milenios desaparecen. Sin superpotencias que metan su cuchara, el conflicto entre Israel y Palestina llega a una resolución. Cuando se acaba el combustible para los aviones y las municiones para las armas, todo se define a mano limpia.

La mañana del portento es la segunda parte del libro. La tercera, consiste en el periplo de los protagonistas que sobrevivieron, quienes comienzan su peregrinar a tierras más seguras. Los que logran salir de los Ángeles antes de que la ola cubra la ciudad deben enfrentarse a sobrevivientes armados y acaparadores de la comida.

Al poco tiempo del impacto comienza la lluvia. De agua salada y barro caliente (del lecho marino). Pasarán semanas antes de que se quite.

En el interior, las presas se anegan y se desbordan. Los mismo pasa con los ríos. Un impacto en el Golfo de México hace que desaparezca La Habana. Miami dura sólo dos horas más. La península de Florida (y Yucatán, supongo) se convierte en archipíelago. El Mississippi inunda medio E.U. Se forma un mar interior de poca profundidad.

En la Unión Soviética han caído algunos fragmentos. China lo sabe y decide rematar a sus vecinos con un ataque nuclear para cuidar sus recursos. Los soviéticos saben que China los va a rematar y saben que necesitan invadir ese territorio para sobrevivir. Lanzan su arsenal contra China. El intercambio de misiles nucleares es atestiguado por los horrorizados astronautas de la misión Apollo-Soyuz.

Bandos se comienzan a formar. Hay gente que va rumbo al rancho del senador. Y hay otros que se aglutinan en torno a unos militares que empiezan a comerse a los más débiles al quedarse sin comida.

¿Qué pasa con el gobierno? Bueno, no dura de acuerdo a una máxima que los autores citan: "un régimen está a sólo 3 comidas de una revolución". Cualquier régimen, añado yo.

La propiedad privada deja de existir. Los grupos que tienen las armas y más brazos para accionarlas son los que tienen más chance de prevalecer. Muchas de las cosas que se daban por sentadas en una sociedad, como el simple hecho de que uno entrara a una tienda y pudiera encontrar comida desaparecen. Hay una frase genial que usan Niven y Pournelle para explicar el nuevo estado de las cosas: "unos instantes después de que el Martillo cayó, el movimiento por la igualdad de género desapareció".

La electricidad sólo dura unas pocas horas después de los impactos. En el rancho del Senador, donde las cosas están un más organizadas, deben ser cuidadosos. No pueden aceptar a todos los sobrevivientes pues la comida es limitada. A los que aceptan deben tener cualidades que ayuden al grupo a sobrevivir. Ser computito o abogado o millonario o productor de TV no sirve de nada en el nuevo mundo después de el Martillo. Ser pescador o agricultor es apenas un poco mejor, pues todos los insumos que conseguían para hacer funcionar sus actividades dejan de obtenerse. La gente que pueda aprender rápido a adaptarse es la más valiosa.

Entre todos estos personajes mi favorito es un científico del JPL. Después del impacto, logra llegar a su casa que está tierra dentro. Tiene una enorme biblioteca. Se había preparado con antelación para preservar la civilización. Escoge un libro, le echa insectida, naftalina, lo mete en una bolsa de plástico, y la bolsa, en una fosa abandonada. Así hace con decenas de sus libros. Pero no está preservando literatura ni filosofías de vida. Casi todos los libros que salva son técnicos. Para comenzar de nuevo la civilización. Todos los ha leído y todos se los ha aprendido de memoria. Es el hombre más valioso del planeta.

Cuando este científico logra llegar al rancho del Senador, debe ayudarles al grupo del Senador a hacer frente al grupo de militares caníbales que, para acabarla de chingar, han recibido a un líder religioso que avala su canibalismo en nombre de Dios, en tanto se dediquen a exterminar a aquellos que quieran devolver a la Tierra a sus modos tecnológicos. Lo que ha aumentado sus filas mucho pues muchos sobrevivientes sólo pueden concebir tanta destrucción como un castigo divino.

Al final del libro, además de la solución al conflicto entre estos dos grupos, hay una decisión importante. Una planta nuclear se ha salvado del golpe del Martillo y no sólo eso, está funcionando con un grupo de técnicos sobrevivientes. ¿Qué hacer? ¿Salvarla de los extremistas antiátomo y antitecnología que la quieren destruir a riesgo de perecer en el intento o dejar que la destruyan y que los hijos y los nietos de los sobrevivientes sólo sean capaces de criar animales y cultivar la tierra para sobrevivir? ¿Recuperarían uds la electricidad y el átomo o se regresaban a vivir a la edad media?

Como decía Robert Henlein "la Tierra es una cesta demasiado pequeña y frágil para que la especie humana conserve en ella todos sus huevos".

El epílogo, genial, tiene varias partes también. Mi parte favorita es la que narra que otra perturbación gravitatoria, antiquísima como la que envío el Martillo, en la Nube de Oort manda rumbo al Sol a una buena cantidad de cometas. Hay uno que empequeñece al Martillo. ¿Qué? ¿Pensaban que Niven y Pournelle eran anuméricos? ¿Que no tenían en cuenta que después de un impacto de asteroide o de cometa las probabilidades de que choque otro NO varían?

Si quieren saber más, háganse ya un favor y lean El Martillo de Lúcifer de Larry Niven y Jerry Pournelle, uno de los duetos más rifadores en ciencia ficción.

lunes, septiembre 26, 2011

Reflexiones varias después de tres intentos de reproducción asistida

La odisea

Hay parejas de señor y señora que cuando deciden reproducirse todo lo que deben hacer es dejar de usar condón cuando cogen y tan tan.

Nuestro caso, el de la lupe y mío, no es así. Podemos coger como conejos, y nuestros sudores y afanes no tendrán consecuencias reproductivas. Hace unos años expliqué por qué.

El año pasado después de algunas visitas a urólogos avezados en reconexión de vasos deferentes (vasovasostemía se llama eso) donde me hacían como hacía el dr. Philbrick al sr. Jorge Ibargüengoitia en La Ley de Herodes ("tomó las partes más nobles de mi cuerpo y a jalones las extendió como si fueran un pergamino, para mirarlas como si quisiera leer el plano del tesoro"), hicimos caso a una recomendación de la ginecóloga de la lupe y acudimos a la consulta de un especialista en biología reproductiva.

El especialista nos platicó de las opciones que ya conocíamos por lecturas y los dichos de la Expo Fertilidad (una vez desechada la magufería de los de Biomeridian, por supuesto) y nos decidimos por intentar la fertilización asistida vía inyección intracitoplasmática (ICSI).

¿Qué implicó eso? Visitas a laboratorios para verificar a) que la lupe tuviera el horno listo (cero quistes, cero infecciones en las profundidades de su matriz), y b) que cuando me abrieran las bolas para hacer una biopsia y obtener espermatozoides no fueran a salir puras polillas.

En noviembre, acudí a la clínica de Red Crea en la que nuestro médico está asociado, a que me abrieran las bolas y a que mis espermatozoides gritaran "libertad" por primera vez desde que los confiné hace 11 años con una vasectomía. La biopsia testicular, dolorosisima, -procedimiento que en adelante denominaré hórrida patada de mula- me dejó tumbado unos días en cama y, luego, unas semanas caminando como nonagenario, pero tuvo resultados satisfactorios: se obtuvieron cuatro viales (pajas les dicen, lo que se me hace un sinsentido, ya quisiera yo haber obtenido esas muestras con una feliz puñeta en lugar de dos patadas de mula).

Las pajas las metimos al congelador (al de la clínica, no vayan a pensar que uno se las lleva a su casa) y en febrero, cuando la lupe y nuestros ahorros estuvieron listos, comenzó el proceso de cultivo de ovocitos.

Si uds, lectores, no son de los que explican como castigo divino a las menstruciones y se acuerdan de sus clases de biología reproductiva, sabrán que aproximadamente cada mes las mujeres ovulan. Ese mecanismo natural no basta para una fertilización por inyección intracitoplasmática, hace falta hiperestimular la ovulación. Por eso, al inicio de su ciclo menstrual la lupe tuvo que inyectarse, en la panza y durante varios días, una hormona que estimula el crecimiento de los folículos de los ovarios, hasta que los médicos indicaron: "hora de recolectar ovulos".

La recolección, realizada en la misma clínica que donde me pateó, hórrido, una mula las bolas, involucró hospitalizar por la mañana a la lupe, subirla a quirófano, extraerle ovulos, descongelar mi raspado de meco, revisar si había espermatozoides vivarachos después de la descongelación, escoger a los más campeones y, mediante inyección intracitoplasmática, fecundar los ovulos.

La lupe salió caminando muy contenta de ese procedimiento y esperamos noticias durante las siguientes 48 horas que consistieran en "sres, tenemos embriones, hora de meterlos a la lupe". Mientras tanto, la lupe se inyectaba cuerpo amarillo para que su endometrio recibiera a los embriones.

Para meter los embriones a la lupe, hubo que llevarla otra vez a la clínica, en esta ocasión con medio tinaco de agua en su interior para que la vejiga llena facilitara el procedimiento de transferencia. Al final la lupe no salió caminando muy contenta, pues debía mantener reposo absoluto durante los siguientes días.

¿Qué siguió? Que la lupe se metiera al cuerpo, por pastillas, estrógenos, y por inyecciones, más cuerpo amarillo -entre otras cosas- para convertir su matriz en un lugar de gran fiesta para los embriones. A ese periodo se le denomina betaespera y culmina de 10 a 12 días después de la transferencia de embriones, con una prueba de embarazo vía medición de la hormona gonadotropina coriónica humana.

En los tres intentos que hicimos de este procedimiento, esa prueba de embarazo decía "nel" y la lupe y yo nos poníamos tristes.

El lunes 12 de septiembre fue el último intento y ahora estamos enfrentandonos, como podemos, al hecho de que no fundaremos una estirpe de escépticos cazadores de anuméricos y de focas bebé que los ablanden a palos a ritmo de Chopin y Lizst.

Nota al calce: Donde dice focas bebé el lector avezado puede sustituir por fans de Alejandro Jodorowsky, fans del brujo mayor, fans de la homeopatía, fans de la astrología, conspiranóicos, defensores autoproclamados de "la religión única y verdadera" -sea cual fuere esta- y los legisladores idiotas que censuran la libertad de expresión.

Ah y a la FIFA.

Cosas a considerar

Durante los procedimientos hubo que firmar contratos. Para los viales de mi biopsia testicular, para los ovocitos de la lupe y para los embriones resultantes de la ICSI.

Leyendo los contratos uno se da cuenta que hay un montón de cosas que pueden salir mal, además de que hay consideraciones que uno nunca se había planteado más allá de un ejercicio mental.

1. Si los espermatozoides de la biopsia están más muertos que el arameo, ¿está uno dispuesto a recurrir a un donador? ¿Y en ese caso, recurre uno a un donador anónimo o a su carnal?

2. Si quedaran ovocitos del procedimiento ¿está uno dispuesto a donarlos? ¿A investigación científica? ¿A otra pareja?

3. Si quedaran embriones sobrantes ¿está uno dispuesto a congelarlos para otro intento? ¿cuántos intentos está uno dispuesto a hacer?

4. En caso de que hubiera un embarazo ¿está uno dispuesto a realizar una amniocéntesis para detectar anomalías cromosómicas? ¿En caso de detectarlas se interrumpe el embarazo o se lleva a término?

La decisión y los leguleyos idiotas

En el tercer intento, había 10 embriones campeones. A la lupe le transfirieron 4 y cuando nos preguntaron si queríamos congelar los seis restantes, dijimos que no. Tanto a la lupe como a mí nos queda claro, a diferencia de algunos jerarcas católicos que saben de embriología lo que yo de repostería de hostias, que un embrión NO es un bebé.

Desecharlos no fue una decisión trivial. Lo mismo que al vial restante de mi biopsia testicular. La dificultad no estribó en que consideráramos a esos conjuntos de células como uno o varios bebés. No lo eran. Y para que fueran un bebé, o varios, tenían que ocurrir, a lo largo de varios meses muchas cosas (algunas de las cuales no ocurrieron y ni modo).

La decisión de desechar no fue fácil por la siguientes razón: está uno renunciando, libremente, a la posibilidad de hacer otro intento para convertirse en padre. Y esa es una decisión que sólo les compete a los que buscan ser padres por estos medios.

Por todo eso cuando me enteré por estos días que hay oposición a declarar anticonstitucionales leyes que penalizan el aborto en Baja California y San Luis Potosí con el dislate de protección de la vida desde el momento de la concepción, nomás confirmé lo que ya había escrito en otro lado: "los idiotas que confunden a la biblia con un libro de buenos modales son los mismos idiotas que piensan que un embrión es un ser humano".

pd. Donde dice Red Crea no vayan a entender "no recomiendo Red Crea". Al contrario, sí recomiendo a Red Crea, aunque la lupe y yo no resultáramos una de sus historias de éxito.

viernes, septiembre 09, 2011

¿Que los católicos no son supersticiosos? ¡Qué buen chiste!

El antecedente

Hace algunos siglos, el 21 de julio de 1542, el Papa en turno, Pablo III, tuvo una ocurrencia funesta. En una constitutio apostolica (decreto papal, de más catego que una encíclica) estableció la Sagrada Congregación de la Romana y Universal Inquisión. Su tarea consistía en "mantener y defender la integridad de la fe y en examinar y proscribir las falsas doctrinas". Servía de corte de apelación en juicios de herejía.

Sí, ya se. Que te pongas a enjuiciar a alguien por herejía es como echarle bronca porque no ve los contornos de una nube de la misma forma que tú.

- Mira, esa nube parece el niño dios.

- No, a mí me parece un riñón.

- ¡Herejía!

Como sea, pasaron los años y la congregación cambió de nombre y ahora se llama Congregación para la Doctrina de la Fe.

Si les suena el nombre es por dos razones: primero, presidirla era la chamba previa de Joseph Ratzinger a pasearse como Papa, y segundo, cada que en los medios aparece un caso de pederastía clerical, la Congregación sale a colación pues uno de sus propósitos (muy mal cumplidos si me preguntan) consiste en investigar crímenes de adulterio cometidos por clérigos contra menores de 18 años.

¿Cuando un clérigo viola a una anciana es otra la Sagrada Congregación que entra al quite? Misterio.

El rídiculo

El 6 de agosto de 2000 se publicó un documento producido por la Congregación para la Doctrina de la Fe. Llevaba las firmas del prefecto de entonces, Joseph Ratzinger, y de su secretario, Arzobispo Tarcisio Bertone (ahora Cardenal Secretario de Estado). Era una declaración denominada Dominus Iesus y tenía como fin principal decir que la única y verdadera iglesia y camino de salvación universal era la Iglesia Católica.

Entre las perlitas del documento para justificar el monopolio de la salvación de las almas (que es como arrogarse el monopolio de la producción de pedos de unicornios rosas) hay una que me da mucha risa cada que la leo:
"[...] No se puede ignorar que otros ritos no cristianos, en cuanto dependen de supersticiones u otros errores constituyen más bien un obstáculo para la salvación."
¿Porqué me pitorreo de esa afirmación? Pasemos por alto que, por sí misma, la idea de la salvación es supersticiosa e irracional y enfoquémonos en lo que está en itálicas. Por omisión dice "los ritos católicos no son supersticiosos".

Bueno, eso último es una mentira del tamaño de una casa.

La evidencia

En noviembre pasado, después del 1er (y hasta la fecha único) Coloquio Mexicano de Ateismo, mientras la lupe, Pereque, Ribozyme y su servilleta, avezados lectores, paseábamos al sr PZ Myers por el centro histórico de la Ciudad de México, pudimos ver en la Catedral Metropolitana un altar como el de la siguiente foto.



Ante ese altar, el sr PZ Myers pidió que le explicáramos el motivo de tanto abigarramiento de candados.

En ese entonces no estaba yo muy familiarizado con la vida y obra de San Ramón Nonato a quien está dedicado el altar, así que creo que le contesté una tontería a PZ Myers. Pero en una visita reciente al Templo de San Cosme y San Damián en la San Rafael hallé otro altar con texto explicatorio y me enteré de qué iba tanto pinche candado.

Ocurre que San Ramón Nonato es Santo Protector de las Mujeres Embarazadas y Protector contra chismes, murmuraciones y falsos testimonios.

¿Cómo fue que la iglesia católica llegó a la conclusión de que don Ramón Nonato tenía esos superpoderes especializados de intercesión? En la lógica católica (que en el fondo no es muy lógica) se le atribuye protección a las mujeres embarazadas y a los niños en el vientre porque cuando Ramón nació, allá en la España de 1204, su madre se murió al momento del parto. La partera lo sacó y "milagrosamente" estaba vivo.

Como pueden ver los católicos se conforman con milagros muy piteros. Yo me hubiera impresionado más si el bebé se hubiera abierto paso a dentelladas, como un alien de Giger.

Pero eso no explica los candados.

Ya crecido y habiendo ingresado a no se qué orden, rescató a unos prisioneros cristianos de los musulmanes. El rescate, muy anticlimático, consistió en intercambiarse a sí mismo por los prisioneros. Entonces, se dedicó a predicar y los musulmanes le pusieron una madriza. Como siguió predicando, los musulmanes le pusieron un bozal que sólo le abrían para darle de comer. Él reviraba que sólo abriría la boca para predicar y cerraría la boca de quien se dedicara a hablar mal. La historia no deja claro si las boca de los malidicentes las cerraba a bofetadas o a patadas o en su imaginación calenturienta. Por su martirio que le hizo cerrar la boca es considerado (¿ya les dije que la lógica católica no es muy lógica?) protector contra chismes, rumores y falsos testimonios. También es invocado por personas que quieren mantener secretos, dejar de blasfemar o decir chismes.

Para obtener el favor del santo la gente pone un candado cerrado cerca de su imagen. El candado suele ir envuelto con papel y cinta. En el papel viene escrita, con tanta devoción como mala ortografía, una oración al santo.

Y luego dicen que los católicos no son supersticiosos.

Ja.

lunes, septiembre 05, 2011

Otra cosa en la que está equivocada la biblia

"No os engañeis, de Dios nadie se burla..." Gálatas 6:7

Obviamente, cuando Pablo de Tarso le escribía a los habitantes de Galacia en el Asia Menor, no tenía en cuenta a Bob Smith.

viernes, agosto 26, 2011

Biología reproductiva y Vigeland

Biología reproductiva

Hoy es día de que a la lupe le extraigan ovulos que le han venido cultivando desde la semana pasada mediante inyecciones de Folitropina alpha Si todo sale bien, descongelarán las dos pajas restantes de mi biopsia testicular -tejido proveniente de mi epididimo- (no sé porqué les dicen pajas si la extracción fue a través de una patada de mula y no mediante una feliz puñeta); y si todo sale bien, fecundarán los óvulos de la lupe por inyección intracitoplasmática. Si todo sale bien, crecerán embriones campeones que serán implantados en la lupe en los próximos días; y si todo sale bien, los embriones se quedarán muy contentos en su endometrio y voilá: un embarazo -quizá múltiple-.

Como pueden ver hay un chingo de "si todo sale bien". Hay gente que me recomienda rezar. Pero yo soy de la idea de que es mejor usar mi tiempo para estudiar del proceso. Prefiero esperar lo mejor y estar preparado para lo peor.

Vigeland

"¿Y si tienes un montón de hijos de un sopetón?" me preguntan algunos.

Yo nomás me acuerdo de dos obras de Vigeland


"Largo de aquí mocosos"

Ok. Niños ya tienen mi atención, ¿qué quieren?

pd. Hay algunos que se emputan porque publico de esto. Dicen que no platique de los intentos por conseguir que la lupe se embarace pues "no sabes quién puede leerlos y hacer que se seben". Es deplorable que esté uno rodeado de supersticiosos ridículos.

martes, agosto 23, 2011

El misterio de las Torres Gemelas del D.F.


¿Los editores de Más por más irán por la vida viendo doble? ¿O creerán que cuando se limpia el aire en la ciudad de México, de la bruma surge triunfante una segunda Torre Mayor? ¿O son huevones para salir a Reforma y tomar una foto que no requiera un photoshopdisaster?

Misterio.

jueves, agosto 18, 2011

Una genial película añeja y una reflexión sobre divulgación

Empezando los 80's, antes de que los padres de muchos de uds, considerara bajarse mutuamente los calzones (cof, cof, cof -¿dónde dejé mi tanque de oxígeno?-), los míos (mis padres, no mis chones), enfrentados al permanente dilema de meterme a una caja y mandarme a las antípodas o de vivir con el riesgo de que incendiara yo la casa, tuvieron el siguiente diálogo:

- Mira, en El Continental hay película nueva.

- Llevemos a la criatura a ver si así se calma un rato.

La película mentada era El Agujero Negro y era adultísima para los estándares de Disney de la época. Los actores dicen palabrotas como "damn" y "hell" cada vez que algo les sale mal y tres del reparto se mueren de formas horribles y geniales (ejemplos: a Anthony Perkins lo destripan con una batidora y Ernst Borgnine explota con todo y nave en el espacio).


El Agujero Negro tenía robots con onda (no como esas latas de atún caduco que salían en Star Wars): V.I.N.CENT, B.O.B y Maximilian. El último era un robot tan badass que hasta Reinhardt, el principal antagonista de la película, (interpretado por Maximilian Shell y sus barbas de toda la vida) le tenía miedo.

También fue la primera vez donde oí las frases "puente Rosen-Einstein" y "horizonte de eventos".

(Si no han visto la película háganse un favor y compongan esa situación)

¿Qué hice saliendo de la película? No había wikipedia a la mano, pero sí tenía disponible LA ENCICLOPEDIA: la enciclopedia Time-Life Ilustrada de la Ciencia y la Naturaleza. Consulté el tomo de El Universo y arriesgando mi integridad (los cantos de las páginas de esa enciclopedia eran letales para las yemas de los dedos), leí lo que tenía que decir el señor David Bergamini respecto a los agujeros negros.

Esos afanes de mocoso por saber más, me recuerdan lo que dice el paleontólogo Peter Ward en una entrevista donde aborda el tema de la alfabetización científica:
Pregunta: ¿Que más se puede hacer para mejorar el conocimiento científico entre el público?

Peter Ward: Bueno, si miras los programas de la PBS y te fijas en la audiencia de los programas dedicados a la ciencia verás que sus asistentes tienen el mismo color de cabello que yo, gris. Es una audiencia madura y de canas. La manera de componer eso, y estoy convencido de esto, es que los científicos deben dejar de escribir los libros que están haciendo ahora o de asistir a los programas de TV como este y deben empezar a escribir videojuegos. Tengo un hijo de 12 años y la única manera en la que se puede llegar a él es mediante un videojuego. Eso es lo que quiere hacer todo el tiempo y la única manera de llegar a los cerebros de él y los de sus amigos es a través de un videojuego. Hagan geniales disparadores de primera persona que también planteen buena ciencia. Esa es la manera de hacerlo. Escribir libros de ciencia no hace prácticamente nada. Tienes que llegar a la gente que de otra manera no tendría acceso a la divulgación. Los video juegos me parecen la forma más directa.
No estoy de acuerdo con Ward sobre la nula influencia de los libros en la alfabetización científica de niños y adolescentes (aunque considero que aquí en México falta alguien que mida la influencia de esa literatura -de lista muy corta, por otro lado- en niños y adolescentes), sin embargo Ward tiene un punto válido. Si en más medios de entretenimiento se hace énfasis en buena ciencia (o la suficiente como para provocar la curiosidad como me pasó con El Agujero Negro) creo que podríamos componer en algo la debacle actual de la percepción pública sobre ciencia.

pd1. Platicando de capítulos vistos de The Big Bang Theory, mi hija me preguntó qué era el efecto Doppler y porqué hacía que Sheldon pareciese cebra cuando se disfrazaba así. Mirar la TV no es un completo desperdicio (como a veces pienso). Después de todo ahí muchos de nosotros conocimos Cosmos y ahí va a pasar su secuela conducida de la mano firme del señor Neil deGrasse Tyson.

pd2. ¿Alguien ha jugado Mass Effect? Entre muchas más cosas uno explora sistemas planetarios regados por toda la galaxia en ese juego. La información de los planetas suele tener frases como "tidally locked" lo que sirve para explicar porqué vemos desde la superficie de la Tierra la misma cara de la Luna todo el tiempo.

jueves, agosto 11, 2011

Bombas, anarquistas de nombres idiotas y un caso fallido de primitivismo

La bomba

Esta semana la iniciamos los mexicanos, entre el conteo diario de las decapitaciones del narco y los dimes y diretes de la deplorable clase política mexicana, con la noticia de que una bomba de fabricación casera explotó en el cubículo de un profesor del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México, hiriéndolo a él y a otro profesor.

Los profesores, que resultaron con heridas que no les impidieron salir a pie del plantel y subirse a la ambulancia que los llevó al hospital, son del área de postgrado de ingeniería y se llaman Alejandro Acevez López (a quien iba dirigido el paquete) y Armando Herrera Corral.

De acuerdo a esta nota, extraoficialmente la línea de investigación iba dirigida a que la bomba, puesta en una caja de cartón y encontrada por un jardinero, era autoría de un alumno resentido (y poco avezado de acuerdo a la chambonada que hizo).

Más tarde, el procurador de Justicia estatal, Alfredo Castillo, informó que la mentada bomba fue autoría de un grupo anarquista denominado Individualidades Tendiendo a lo Salvaje.

Ahora bien, supongamos que las autoridades de procuración de justicia del Estado de México no están cometiendo una pifia como el caso triste y célebre de Paulette y están sobre la línea de investigación correcta.

Una de mis primeras reacciones al enterarme de la nota consistió en imaginar los esfuerzos de los pretendidos anarquistas para bautizar a su grupo. Apuesto que han de haber actuado con la consigna de encontrar el nombre más pitero de todos. No usaron el de Caballeros Templarios porque ese ya estaba ocupado.

Las "razones" de los anarquistas

Los columnistas y conductores de noticieros que abordaron la noticia de la reinvindicación del atentado por parte del grupo anarquista Individualidades Tendiendo a lo Salvaje (en adelante referidos en este blog como Idiotas que Tiraron el Seso -o ITS-) citaban parte del manifiesto del grupo encontrado en sepaquéchingados blog.

He aquí algo del manifiesto, mencionado en las notas, en el que los de Imbéciles Tirando a lo Suato -o ITS- se oponen al avance de la nanotecnología (y tecnología relacionada):

"No nos importa herir o matar maestros o estudiantes.
[...]
Una de las principales universidades que lo ha apostado todo por el desarrollo de la nanotecnología (y otras) en este país, es el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.
[...]
Las carreras que imparte esta universidad privada y tan prestigiosa dentro del ámbito nacional y que indudablemente son cómplices directas de la destrucción, manipulación y domesticación de la Tierra."
Aparentemente entre estos anarquistas no hay alguno que sepa juntar una frase con otra sin cagotearla.

Además de identificar como cómplices de la “destrucción, manipulación y domesticación de la Tierra” a las ingenierías en biotecnología-nanotecnología, en mecatrónica, física industrial, mecánica electricista, sistemas digitales, robótica, tecnologías electrónicas, ciencias computacionales, y tecnologías de información y comunicaciones, el manifiesto también es una apología a Theodore John Kaczynski, matemático, anarquista y manufacturador de cartas-bomba, que entre 1975 y 1995 mataron a 3 personas e hirieron a 23, en una muy desafortunada llamada de atención contra la civilización y a favor de la naturaleza.

El fracaso

Si buscan, avezados lectores, en google con los términos "Individualidades Tendiendo a lo Salvaje" y "nanotecnología" van a llegar a este blog donde se pueden encontrar un discurso que va a poner a prueba las pilas de sus contadores de argumentos falaces.

El enlace del párrafo anterior no los va a llevar a la reinvindicación del atentado del Tec sino de otro previo. He aquí algunas perlitas:

"¡Fuego al desarrollo nano-tecnológico junto a quienes lo sustentan!!
[...]
Quisimos dejar en claro que como habíamos dicho anteriormente, no nos temblaran las manos para llevar a cabo nuestro accionar, en contra de las ramas del Sistema de Dominación y contra quienes lo sustentan y lo protejan. Aunque, parece ser que cada día que pasa, el sistema absorbe todo resquicio de ecosistemas libres que quedan, un ejemplo muy claro son los incendios forestales al norte del país
[...]
La Tierra siente las repercusiones de esto, otro ejemplo fue el sismo en España, que dejo varixs muertxs y heridxs, ciudades tan frágiles como Murcia se estarán cayendo próximamente a pedazos con cualquier replica menor de 6 grados richter, dejando un clima desolador, pero nada, nada comparable con lo que le hemos hecho a este mundo
[...]"
A mí este alegato me recuerda (nomás que en versión más inarticulada -pero no mucho más-) lo que decía Theodore Kaczynski al inicio de su manifiesto La sociedad industrial y su futuro, "la Revolución Industrial y sus consecuencias han sido un desastre para la humanidad".

Kaczynski termina haciendo un llamado en su manifiesto por la "revolución contra la tecnología" y evitar que el sistema (o civilización) aniquile la libertad humana.

Esta forma de primitivismo, opuesta a los gobiernos, a la ciencia, a la tecnología (me pregunto si esos despistados verán porno o creerán que es pecado), consideran que los estados modernos e industriales no podrían existir sin dosis de genocidio, devastación ecológica, trabajos forzados, asimilación cultural. Afirman que la civilización moderna es una desgracia para la vida y el planeta y que la onda, para prevalecer, es regresarnos a un estadio preindustrial -algunos dicen que tribal-.

Aunque creo que podría echar por tierra toda la argumentación del primitivismo con una sola palabra que empieza con P y termina con O-R-N-O, voy a recurrir a otra evidencia que apoya la idea de que los primitivistas están muy, muy, muy equivocados.

Quizá algunos, entusiasmados por las ideas de Kaczynski ya estén dispuesto a "regresar a la naturaleza". Antes de que se encueren y salgan corriendo al campo, deben saber que ya se llevó a cabo un experimento a gran escala (de hecho se llevó a cabo en un país entero) para regresar a la sociedad a un estado preindustrial.

¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Cómo?

En Camboya. De 1975 a 1979. El experimento estuvo a cargo del Khmer Rouge y consistía en una reingeniería social que convertiría a Camboya en una nación predominantemente agrícola y autosuficiente -una forma radical de comunismo agrario, no muy lejana del primitivismo-. El resultado de esos afanes fue el genocidio: más de un millón de camboyanos muertos, ya por ejecuciones, por trabajos forzados, por hambruna o por enfermedades perfectamente tratables con un poco de tecnología (como la malaria).

Es decir, un fracaso rotundo.

La invitación

Un tema recurrente en este blog es que un estado que no invierta en ciencia y en educación es un estado fallido. Si en nuestra población, hay despistados que creen lo contrario, al grado de querer frenar el avance científico con bombas, creo que lo menos que podemos hacer aquellos que proponemos anteponer las evidencias a las creencias, y usar la ciencia y su método como la herramienta para sobrevivir a nuestra propia estupidez, es oponernos a ese brinco para atrás de los de "Individualidades Tendiendo a lo Salvaje".