miércoles, noviembre 30, 2011

Sus búsquedas para averiguar los siguientes números del melate me dan pena



No. Corrijo.

Lo que me da pena es que vayan por la vida sin que nadie les haya explicado la falacia del jugador.

martes, noviembre 29, 2011

La ridícula defensa de Felipe Calderón

Hoy por la mañana antes de ir a la chamba, oía en el noticiero de Carmen Aristegui (la opción menospeor para oir noticias en radio en el D.F. por la mañana) el debate entre Netzai Sandoval y Gerardo Laviaga.

Netzai Sandoval, explico por si han estado viviendo del otro lado de la Luna, es el abogado autor de la petición de juicio en la Corte Penal Internacional a Felipe Calderón et al que mencionábamos en el post de ayer y que junto con dos decenas de miles de personas firmé.

Gerardo Laveaga, por otro lado, es uno de los asesores de la Presidencia en este caso, y si procediera el juicio quizá tuviera algún protagónico en la defensa. También es director del INACIPE, Instituto Nacional de Ciencias Penales, que a su vez es el thinktank encargado de proporcionar marco jurídico a la estrategia sin pies ni cabeza del gobierno de Felipe Calderón contra la delincuencia organizada.

En el debate (aquí va de nuevo la liga para que lo oigan) se pueden apreciar algunos puntos que ponen de manifiesto que los que se oponen a la petición de juicio a Felipe Calderón y cia ni siquiera saben de qué trata la acusación.

1) Gerardo Laveaga menciona las razones por las que la Corte Penal Internacional puede enjuiciar a alguien. Una de esas razones es el genocidio y menciona lo absurdo que es acusar al gobierno actual de perpetrarlo. En eso tiene razón el abogado Laveaga, tanto como si dijera que el cielo es azul y que el agua moja, porque está hablando de un hecho autoevidente que ni siquiera tiene sentido en la discusión por la sencilla razón de que no es de genocidio de lo que se le acusa al gobierno de Felipe Calderón. Como tampoco se le acusa de que el cielo sea del color que es o de que el agua moje.

2) Hay otras razones además del genocidio para involucrar a la Corte Penal Internacional y una de ellas consiste en crímenes de lesa humanidad. El abogado Labiaba Laveaga menciona lo que es un crimen de lesa humanidad pero se queda corto definiéndolo en el debate, no sé si adrede o por ignorancia. Y al hacerlo incurre en lo mismo que se le acusa a su patrón Felipe Calderón: en cagotiarla por omisión.

Varios de los que firmamos la petición lo hicimos sin saber si fue Felipe Calderón y sus comparsas en la debacle de la seguridad nacional, Genaro García Luna, Guillermo Galván Galván, Francisco Saynez Mendoza, etc, los que ordenaron directamente los centenares de violaciones a derechos humanos que están documentadas en el sitio de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Aquí nomás muestro una lista de recomendaciones de la CNDH dirigidas a la PGR, a al SSP, a la SEDENA y a la SEMAR durante los años del sexenio de Felipe Calderón para que se den una idea de la magnitud del problema.


Ahora bien, lo que sí sabemos los firmantes es que los acusados en la petición son responsables de haber omitido establecer mecanismos y protocolos para que estas violaciones no ocurrieran. Más aún, continúan omitiéndolos. De eso se les acusa. Un crimen de lesa humanidad, un ataque sistemático contra la población de un país, también se puede dar por omisión.

O por credulidad al grado de la idiotez, como ocurre con el uso de detectores "moleculares" fraudulentos, que no son más que varillas zahorí apantallapendejos con las que las instituciones mencionadas señalan culpables de narcotráfico o portación de armas.

El titular de la Secretaría de Trabajo, Javier Lozano, escribía ayer en un arranque de lamehuevismo deplorable que él junto con otros despistados son "mexicanos de buena fe que" saben y confian "en que [el gobierno federal] está actuando con la firmeza, la legalidad y la institucionalidad" y etcétera.

Lo malo es que en su artículo chafita, el Secretario del Trabajo (que no se ha destacado por hacer muy bien el suyo) omite, al igual que los revires de Laviaga, explicar cómo es que se han atendido las cuatrociento y pico de las recomendaciones de la CNDH listadas arriba.

Misma omisión para explicar por qué reatas las instituciones del Gobierno Federal buscan armas y drogas con una varilla inútil de charlatán.

pd. No sé me escapa el hecho de que el Gobierno de Felipe Calderón en su comunicado, que el abogado Laviaga minimiza, se ha autonombrado custodio del honor nacional. Que no mame. Esos mensos ya están peor que el Vaticano autonombrado guardián de la moral cristiana.

domingo, noviembre 27, 2011

El berrinche de Felipe Calderón

A lo largo del último y desastroso sexenio en este blog he dedicado algunas líneas, nunca favorables, al gobierno que encabeza Felipe Calderón.

He platicado de sus mentirosos anuncios, de su ignorancia abismal del laicismo, y de su cortedad de estatura que sospecho que no le permite ver a los ciudadanos a la cara.




También he usado este espacio para unirme al coro de los que consideramos mal, por el lado que se le vea, el recurso de la charlatanería y el fraude en la estrategia cada vez más desafortunada de la lucha del Gobierno Federal vs el narcotráfico. En específico el uso del fraudulento detector "molecular" GT200 y similares para búsqueda de armas y drogas.

Respecto a este último tema hace algunas semanas hubo un pequeño atisbo de luz en la oscuridad de la negligencia y estupidez de las autoridades mexicanas: una jueza de Coatzacoalcos, Karla Macías Lovera, dio una lección de sano y activo escepticismo al descartar al inefectivo GT200 como evidencia válida en un caso de proceso penal.

Pues bien, por las mismas fechas en las que me enteré de la ordalía de los acusados del GT200, que narra la nota de la liga de arriba, también supe de una petición en línea, consistente en someter a juicio penal internacional a "Felipe Calderón, Joaquín Guzmán Loera, Genaro García Luna, Guillermo Galván Galván, Francisco Saynez Mendoza y demás autoridades, militares y narcotraficantes responsables de crímenes de guerra en México."

Aunque hay agujeros argumentales en la petición, considero que está bien poner en el mismo saco al Chapo, el narcotraficante más correteado del sexenio, a Guillermo Galván Galván, el Secretario de Defensa y a Felipe Calderón. Considero tan merecedor de juicio penal al criminal organizado como al que se pone buscarlo con una varita apantallapendejos de charlatán.

Y por eso firmé la petición.



Ahora bien, de acuerdo a esta nota de hoy de La Jornada (periódico que recientemente casi se tira un balazo en las dos patas pero eso es tema de otra bosta), la Presidencia de la República ha revirado con un comunicado contra la petición de Juicio Internacional a Calderón (y caterva que lo acompaña).

El comunicado de Presidencia rechaza las imputaciones que se le hacen en la petición y enumera una serie de acciones por las que uno lo debería considerar "el bueno" en esta tragedia nacional del Gobierno vs Crimen Organizado en la que los ciudadanos que no somos ni gobernantes ni criminales somos los menos consultados y los más afectados.

Para cerrar su dislate, el comunicado de Presidencia dice de la petición que constituye una serie de "acusaciones temerarias que dañan no sólo a personas e instituciones, sino que afectan terriblemente el buen nombre de México, por lo cual, el gobierno de la República explora todas las alternativas para proceder legalmente en contra de quienes las realizan en distintos foros e instancias nacionales e internacionales."

Creo que el gobierno que esté más al pendiente de su buen nombre (si importara el buen nombre de México tanto como Presidencia cacarea, el presupuesto de educación para el siguiente año no sería considerablemente menor al de seguridad) que a su desempeño es un gobierno que tiene perdidas de antemano todas las guerras en las que se meta.

También creo que el gobierno que responda con "procedimientos legales" en contra de las críticas que le hacen sus propios ciudadanos es un mal gobierno.

Un mal gobierno que no necesitamos.

PD. Sugiero a Felipe Calderón y a Guillermo Galván Galván, que se metan un GT200 por el culo y ahí exploren todas las alternativas que se les antoje "para proceder legalmente" contra los propios ciudadanos que dicen respetar.

Quizá corran con suerte y en su exploración se encuentren al Chapo que pareciera que les ha venido dando por atrás buena parte de lo que va del sexenio.

martes, noviembre 22, 2011

Eterna de Guillermo Del Toro y Chuck Hogan


O The Night Eternal como le pusieron sus autores en inglés. Al momento de escribir estas líneas aún no se vende el libro en español pero no ha de faltar mucho. Por lo tanto si tú, avezado lector, has sido de los que ha leído las dos entregas previas de la trilogía, Nocturna (The Strain) y Oscura (The Fall) y quieres que tu mente sea territorio virgen para la estupenda narrativa de Del Toro y Hogan, entonces sugiero que dejes de leer esta bosta ahora.

Si eres de los que no ha leído ni media línea de esta trilogía tienes dos opciones:

a) tírarte de cabeza por la ventana ya, o
b) arreglar tu lamentable condición. Ahora. Acá está el PDF de Nocturna (la primera parte de la trilogía).

Si ya leíste las dos partes previas y si tus ansias por conocer un poco del final de una de las mejores historias de vampiros de las chingomil que hay disponibles (escupo en sus vampiros Stephanie Meyer y Anne Rice, puaj), se parecen a las de un strigoi ermitaño entonces lee un poco de lo sigue. Prometo dejar intactas las partes más chidas de la historia.

[Advertencia de ruina para los que no han leído nada de nada de la trilogía]

Una de las ventajas de las trilogías es que permiten a sus autores seguir casi naturalmente una receta milenaria y efectiva para contar historias. La estructura aristotélica del drama, a grandes rasgos, describe una sucesión lineal de acontecimientos acomodados en una presentación, un nudo y un desenlace.

Y si tienen en la cabeza el final de Oscura, recordarán que Del Toro y Hogan dejaron un nudo de no mamar. A toda la gente con la que he platicado que leyó Oscura se preguntaban lo mismo que yo al terminarla: "¿Y ahora cómo van a hacerle Del Toro y Hogan para componer el mundo?"

Ahí va la respuesta: no lo hacen.

Eterna comienza 2 años después de los diez días de acontecimientos de Nocturna y Oscura. El mundo, en tinieblas por las explosiones nucleares y las piras funerarias de decenas de metros que les siguieron, se ha convertido en un habitat ideal para el vampiro Maestro y sus strigoi. A las 2/3 partes de la humanidad que se le permitió sobrevivir se las mantiene trabajando, comiendo, durmiendo y entretenidas con repeticiones de TV, bajo la constante amenaza de convertirse en parte de los Campos de Sangre que mantienen los strigoi en cada gran centro urbano. El Maestro ha conseguido, con presición matemática, mantener un balance entre el número de strigoi y humanos y ha convertido a la economía mundial en una basada en sangre, con el apoyo de Stoneheart, el cúmulo de empresas del finado Palmer.

La dominación mundial del Maestro es casi completa. A los humanos que no tiene subyugados, los tiene de aliados. Excepto unos pocos que aún resisten y que tienen en su poder el secreto para destruirlo: el Occido Lumen. Aunque aún no saben cómo interpretarlo.

A lo largo de un poco más de 370 páginas. Uno puede leer las cuitas de Fet el exterminador, la dra Nora Martínez y Eph Goodweather para evitar ser convertidos en strigoi y para recuperar algo del mundo que perdieron. Sobre todo Eph, que incluso está tentado a traicionar a sus amigos entregando el Occido Lumen a el Maestro a cambio de su hijo Zack quien ha vivido, aún humano, pero en perpetuo estado de corrupción, bajo el cuidado del Maestro.

Estos tres cazadores de vampiros tienen dos aliados, que antes habían sido sólo comparsas y que en Eterna tienen participaciones mucho más protagónicas. Uno de ellos es Gus Elizalde, el cazador solar de los vampiros Antiguos y Mr. Quinlan, el vampiro guardaespaldas de los Antiguos y que no pereció con estos al final de Oscura.

Alguien me preguntaba si no se extrañaba demasiado a Setrakian, el caza vampiros. La respuesta es no. Hay un momento muy álgido en la historia en la que los recuerdos que tienen los protagonistas de Setrakian, salvan el día. Y no sólo eso, los Interludios, esos muy bienvenidos flashbacks, que antes narraban la vida de Setrakian, ahora consisten en explicar el origen de los vampiros Mr Quinlan, los antiguos y El Maestro.

Ahora bien, para explicar esos orígenes los autores recurren a tomar prestado algo del flocklore bíblico al que agregan elementos que a mí en lo particular me parecen, deliciosamente blasfemos, lo que significó un gran bonus a la historia.

Lo que más me gustó en esta trilogía llena de cosas que me gustaron y que hace que Del Toro y Hogan merezcan una ovación de pie fue la siguiente. Si han puesto atención se habrán dado cuenta que Eph es el protagonista y el Maestro (antes en el cuerpo de noble gigante Sardú y ahora en el del rockstar Bolivar) es el antagonista. Además del planeta (que a mi me parece circunstancial) la razón por la que están peleando es por Zack. Ahora bien, como protagonista Eph es uno muy hamletiano, en lugar de tomar al toro por los cuernos, cuando se pone fea la cosa toma una botella. El resto de los protagonistas no están muy seguros de que sea buen líder en la batalla final que tienen ante ellos y para acabarla de chingar ni el propio Eph está seguro de sí mismo. Justo cuando uno como lector ya está harto de Eph, en tres patadas muy bien narradas, Eph logra sobreponerse a su hamletismo y se convierte en un oponente peligroso para el Maestro.

¿Cómo? Quizá se preguntarán uds.

Lean Eterna y averígüenlo.

jueves, noviembre 17, 2011

El jocoso berrinche del Vaticano


La imagen de arriba la pongo aquí por dos razones:

1. Porque al Vaticano le emputa que se difunda una imagen inocua.

2. Porque se me da la gana.

Ahora bien, de acuerdo a la nota de la liga de arriba, el Vaticano deplora "el uso de la imagen del Santo Padre para fines típicamente comerciales, lo que perjudica la dignidad del Papa y de la Iglesia católica, así como la sensibilidad de los creyentes". No obstante, no veo que haya bronca de que la mentada imagen se difunda por blogs, muros de facebook y tuits porque NO estamos usando la imagen del Santo Padre para fines "tipicamente comerciales": la estamos usando con fines típicos de carcajada, pitorreo y LOLs dirigidos a una institución intolerante, caduca y cada vez más perniciosa.

pd 1: Uno supondría que el Vaticano estaría acostumbrado a aguantar vara en ámbitos de materia iconográfica. Considérese que la imagen más venerada por los católicos es la de un señor semidesnudo, torturado y ensartado en dos palos, y con esa no veo que armen tanta alharaca.

pd 2: La reacción del Vaticano es ridícula. Es como si alguien hiciera algún comentario relacionado al tema de la siguiente imagen y el Gobierno Federal reaccionara demandando despidos y censura... un momento.


Actualización: Según esta otra nota Benetton logró lo que muchos premios Nobel de la Paz no han conseguido: poner de acuerdo al Vaticano y a la Universidad Sunita Egipcia de Al Azhar en que ambos son rete piel delgada.

jueves, noviembre 03, 2011